Alrededor de 20 comerciantes de Tecamachalco encabezados por Elías Zárate Domínguez se manifestaron en contra de la construcción del puente atirantado que lleva a cabo el gobierno del estado en conjunto con el Ayuntamiento con una inversión superior a los 43.8 millones de pesos, al calificarla como innecesaria y sobre todo porque sus ventas se verán afectadas durante la ejecución de dicha obra.

Previo a la sesión de Cabildo el 14 de enero de 2016, un grupo de comerciantes arribaron al salón Rodolfo Jara para exigir al edil Inés Saturnino López Ponce los detalles de la obra, exponerle que durante los 8 o 9 meses que durarán los trabajos las ventas mermarán y sobre todo demandar que se detengan los trabajos para la construcción del paso vehicular que se ubicará en la 9 Oriente y 16 Sur, sobre la carretera federal a Tehuacán.

En respuesta, López Ponce atendió al grupo de comerciantes y les solicitó que una vez que concluyera la sesión de Cabildo les informaría sobre la construcción del puente atirantado, donde el gobierno municipal aportará 13 millones de pesos y el resto el estatal.

Sin embargo, tras presentarles la maqueta de lo que será el proyecto, Elías Zárate Domínguez tomó fotografías con una publicación donde manifiestan su rechazo a la construcción de dicho puente, acción que fue tomada por el alcalde como una “negativa y provocación” al querer desvirtuar la información. 

“Les pedí a nuestros comerciantes que se reunieran para informarles sobre los detalles del proyecto, que ya se había informado en tiempo y forma desde hace varios meses, y los beneficios que traerá a la población, sin embargo, es inadmisible que personajes como Elías Zárate sólo busquen desinformar a la población creando conflictos”, argumentó el edil poco antes de abandonar el salón y solicitar la salida del hermano de la regidora de Panteones, Ruth Zárate Domínguez.

Pese a que los comerciantes fueron atendidos por los regidores y el director de Obra Pública, Juan García informó sobre los detalles y costos de la obra cuyo proyecto fue avalado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, donde el Ayuntamiento aportará 13 millones de pesos y que la constructora es puesta por parte el gobierno estatal, estos insistieron que la obra y el gasto —al que calificaron como excesivo— es innecesario al existir otras demandas como seguridad, salud, adoquinados e infraestructura básica. El reclamo fue respaldado por la regidora Betzabel Vera. 

Por último, los comerciantes recurrirán a otras instancias a fin de detener los trabajos para la construcción del puente atirantado que constará de dos carriles de 3.5 metros por cada sentido, señalización, semáforos, las laterales servirán para el tránsito local y el paso vehicular al centro de Tecamachalco contando con un carril por sentido en la 9 Oriente y la carretera Tecamachalco-Cañada Morelos.

Acceso en pésimas condiciones

En un recorrido realizado por Intolerancia Diario se constató que el acceso al municipio (por la autopista) se encuentra en malas condiciones, provocando varios accidentes en la zona. Y es que después de las precipitaciones pluviales que se han registrado, la carretera estatal que comunica a los municipios de Quecholac, Tecamachalco y Palmar de Bravo registra innumerables baches.

“No es posible que el gobierno estatal invierta en obras millonarias que no son de prioridad, cuando las carreteras estatales están en pésimo estado y son un peligro para quienes transitamos en ellas”., Julián Ortiz, Habitante de Tehuacán.