La FNERRR denunció este viernes persecución y amenazas de parte de autoridades centrales y municipales en contra de estudiantes y profesores de la Universidad Inter-serrana de Ahuacatlán, a grados lamentables porque el pasado jueves, golpearon al director de Biotecnología, Rafael Barceló Hernández.
    
En rueda de prensa, el dirigente de la FNERRR, Isaías Chanona Hernández, reveló que la matrícula en esa institución universitaria, enfocada en atender a la comunidad indígena poblana, se encuentra en picada, porque inició con 350 estudiantes y ahora solamente tiene 120 alumnos y sigue la deserción escolar.


    
Fuentes internas de la UIS de Ahuacatlán, revelaron que el costo por cada uno de los estudiantes, es de hasta 300 mil pesos anuales, cuando el promedio por egresado de una universidad pública del país, es de 30 mil pesos anuales.

El problema, es que con el paso del tiempo, el costo por estudiante, se incrementa de manera alarmante, porque cada vez hay menos estudiantes en las carreras que se ofertan en esa institución, “la universidad tiene una exagerada plantilla de personal para tareas electorales y no académicas”, revelaron fuentes internas anónimas.

Cambian rector de acuerdo al interés político
    
El presidente de la FNERRR, reveló que desde el rector Jorge González Trujeque, se presentaban actos ilícitos, por lo que un grupo importante de estudiantes buscaron el respaldo de la FNERRR para consolidar su lucha y lograron quitarlo, “entonces se logró la destitución del rector González Trujeque”.
    
De manera posterior, reveló Chanona Hernández, llegó Fabián Sandoval Carranza, como rector, con el que se firmó un pliego de peticiones, junto con Álvaro Álvarez Barragán, director de Educación Superior de la SEP.
    
Isaías Chanona Hernández, reveló que en ese pliego petitorio acordaron avalar apoyos para que los estudiantes salieran a eventos tecnológicos, culturales, deportivos y científicos, además de la dotación de equipos de laboratorios y talleres para los jóvenes estudiantes indígenas, “y modernizar el equipamiento e impulsar proyectos productivos, que tuvieran vinculación con la sociedad”.
    
Asimismo, recordó que dentro de los acuerdos, se logró, con el compromiso firmado, que los estudiantes dispusieran de internet abierto en la UIS, apoyos en todos los rubros para la casa de estudiantes y la apertura de nuevas carreras, “compromiso que en su mayoría fueron ignorados por las autoridades universitarias”.
    
El dirigente de la FNERRR, recordó que con la llegada del rector Enrique Sosa Toxqui, se solicitó que se respetaran y retomaran los acuerdos, empero hasta el momento no les resuelve nada y contrario a eso, dijo que amedrentó a los estudiantes para disuadir la movilización de los jóvenes.
    
Recordó que de la totalidad de alumnos que todavía tiene la Universidad Interserrana de Ahuacatlán, el 90 por ciento tiene simpatías y adhesión con la FNERRR, el 5 por ciento son neutros y el restante 5 por ciento son los que se la llevan fácil, “porque les regalan calificaciones y les facilitan sus estadías”.
    
Chanona Hernández, dijo que todas esas anomalías, fueron reportadas puntualmente con la subsecretaria de Educación Superior de la SEP, María del Carmen Salvatori Bronca, pero hasta el día de hoy, hace caso omiso de las denuncias y la universidad sigue en caída libre, tanto en matrícula como en calidad.

Allanan domicilio de director y lo golpean
    
La última acción abusiva de las autoridades universitarias, avaladas por el gobierno del Estado, se presentó el pasado jueves, cuando en presencia de varios testigos, un grupo de porros contratados por el ex rector, Enrique Sosa Toxqui, que ahora laboran bajo la orden de Rodolfo Barrera, operador de Toxqui y “flamante” nuevo rector de la Universidad Inter-serrana de Ahuacatlán, designado por oscuros intereses, atacaron de forma violenta al director de Biotecnología, Rafael Barceló Hernández.