Pobladores de San Rafael Ixtapaluca, perteneciente al municipio de Santa Rita Tlahuapan, liberaron a los 100 elementos tanto de la delegación de la Procuraduría General de Justicia (PGR), como de la Policía Estatal, a quienes mantenían retenidos desde las 11 horas del lunes.

Los habitantes de dicha demarcación acusaron a los agentes federales de abuso de autoridad y extorsión, ya que refirieron que amenazaron a los pobladores de vender calcetines de una marca pirata, por lo cual cerca del mediodía tocaron las campanas de la iglesia para llamar a los pobladores, quienes desarmaron a los funcionarios de la procuraduría y a los policías, quienes intentaban colocar sellos de clausura en una fábrica de calcetines.

Cabe señalar que por lo anterior, los federales intentaron escapar y al parecer en su huída atropellaron a una mujer que tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital de San Martín Texmelucan.

Tras lo ocurrido, luego de que los pobladores cerraron las dos entradas a la comunidad, al lugar arribaron elementos de la PGR, Ejército Mexicano, de la ‎Policía Estatal y de la Agencia Estatal de Investigación para rescatarlos.

Tras la intervención del párroco Jorge Luis Ramírez, pobladores y autoridades entablaron el diálogo para negociar la liberación de los 100 elementos retenidos, quienes finalmente fueron entregados a las autoridades.

La versión oficial

Poco después de las 19 horas, la Secretaría General de Gobierno emitió un boletín en el que destacó que a las 17 horas fueron liberados los uniformados que retuvieron los pobladores. Aquí el comunicado íntegro. 

A TRAVÉS DEL DIÁLOGO SE RESUELVE CONFLICTO EN SAN RAFAEL IXTAPALUCAN

La Secretaría General de Gobierno (SGG) da a conocer que tras intensas negociaciones con los pobladores, quienes habían retenido a  elementos de diversas corporaciones policiacas en San Rafael Ixtapalucan, comunidad de Santa Rita Tlahuapan, se llegó al acuerdo de ponerlos en libertad, hecho que ocurrió a las 17:00 horas de este lunes.

En cumplimiento a la orden girada por un juez federal y a solicitud de la Policía Federal Preventiva, agentes de la Policía Estatal acompañaron a los elementos federales a realizar un cateo, producto de una diligencia ordenada por la autoridad jurisdiccional, derivada una denuncia sobre la existencia de textiles de importación ilegal.

Al verse afectados por el operativo, los maquiladores respondieron, azuzando a pobladores de la comunidad, quienes procedieron a retener a elementos de dichos cuerpos policiacos.

Por instrucciones del titular de la SGG, se envió a personal de la Dirección General de Gobierno de esta dependencia, la cual instaló una mesa de negociación, para resolver el conflicto a través del diálogo. Luego de varias horas de pláticas, finalmente pusieron en libertad a los agentes.

Pobladores y autoridades acordaron celebrar una reunión en la Ciudad de Puebla, con la presencia de funcionarios federales, principalmente de la Procuraduría General de la República para darle seguimiento al tema.