Ana Teresa Aranda esperará a que el TEPJF resuelva su juicio de protección a los derechos políticos electorales para inscribirse como candidata independiente a la gubernatura.

Consulta aquí la fotogalería 

El magistrado Salvador Nava será el ministro que analizará su impugnación.

La exdirigente del PAN lamentó que el TEE no haya turnado su juicio en tiempo y forma que ingresó al TEE el pasado 17 de enero.

“Apenas hace unas horas nos enteramos que le dieron entrada al recurso. No entendemos porque el Tribunal Estatal puso a dormir este documento el sueño de los justos no es responsabilidad nuestra es responsabilidad del tribunal”.

La aspirante a candidata independiente espera que el TEPJF revierta la convocatoria emitidada por el OPLE Puebla la que considera violatoria a sus derechos y que le impide su inscripción como aspirante a candidata independiente.

“Esto nos obliga a esperar un plazo razonable para que el TEPJF determine lo que va a pasar con esta convocatoria.Es otra maniobra, otra maroma caprichuda y facciosa como las que da Moreno Valle… antes caía parado ahora cae de boca. Acaba de definir el presidente nacional del PRD y el comité de ese partido que no habrá alianza a pesar de los atropellos del gobernador en contra de los militantes de este partido político le están saliendo mal las cosas a Rafaelito y le van a salir peor.”

La opositora señaló que Moreno Valle no pudo intervenir en la vida interna del PRD pero que esto facilita la democracia en el estado de Puebla abriendo más opciones para la elección a la minigubernatura:

“Esa intentona golpista no pudo lograr su cometido porque el comité del PRD le complica las cosas al gobernador pero le facilita el proceso democrático a Puebla. Vamos a tener más opciones de elegir entre la izquierda, la derecha y los partidos pequeños”. 

Aranda dijo que los candidatos independientes son la vía para la reconstrucción del estado:

“Yo creo que otros independientes, esta misma impugnación puede ayudar a otros que quieran buscar la candidatura independiente una vez que se aprueben los registros y la recolección de firmas y sino que cada quien agarre su camino y busque emocionar las conciencias. Que no solamente los poblanos se emocionen con el proyecto independiente. Puebla tiene mucha obra pública pero no hay un compromiso con la justicia ni respeto a los derechos humanos”.

Aranda afirmó que cuenta con todos los documentos para realizar su registro pero que por recomendación jurídica aguardará a que el TEPJF corrija la convocatoria del OPLE Puebla: “ Trayendo todos los documentos para el registro y sabiendo que apenas el TEPFJ le dio entrada a una impugnación que fue entrada desde el 17 enero en el TEE mañosamente detuvieron ahí mucho más del tiempo que permite la ley sólo tres días estamos por congruencia esperando que el tribunal federal nos resuelva y se emita una nueva convocatoria y hacer el preregistro”.

Aranda afirmó que ser candidata independiente a la gubernatura es una carrera de obstáculos y que seguramente el OPLE intentará frenarla:

“Yo sé que voy a tener muchos obstáculos. Este organismo que hoy visitó me va a negar el registro y que la necedad del gobernador me va a hacer la campaña gratis, no va a ser fácil, a mí nada me ha sido fácil en la vida, independiente es independiente. No me salí del PAN para caer en los brazos de un partido político eso sería pegarle a la congruencia de una manera brutal. Y todos los militantes de los partidos políticos que quieran apoyar este proyecto independiente están invitados no voy a saltar a los brazos de ningún partido porque yo ya me salí de ahí y los partidos ya no son una vía para la solución de los problemas de los ciudadanos”.

La impugnación 

El pasado 17 de enero Ana Teresa Aranda impugnó la convocatoria del IEE en tres puntos: la recolección territorial del 3% de firmas de la lista nominal. La convocatoria señala que la relación de ciudadanos por municipios no podrá ser menor al 2% de la lista.

El otro punto es el relativo al que la ley electoral contempla que para ser candidato independiente hay que separarse con un año de antelación del partido. Sin embargo, la Constitución local no considera esto como un requisito para ser candidato a un puesto de elección, por lo que la ley local contradice a la Carta Magna lo que es anticonstitucional.

El tercer punto es el relativo a la recolección de firmas a través de un disco compacto lo que representa una carga irrazonable y excesvia porque esta responsabilidad es de la dirección ejecutiva del registro federal de electorales que cuenta con infraestructura y equipo necesario.

En el juicio de Protección de los Derechos Político Electorales Aranda impugna la manera cómo deben recabarse las firmas de aspirantes a candidatos: “ Es decir, en otras palabras, un militante, afiliado o equivalente de un partido político no puede tener restricción alguna para participar como candidato independiente puesto que antes de ser militantes o pertenecer a un partido político es un ciudadano en términos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. De ahí que deba y pueda participar como candidato independiente. Considerar lo contrario haría nugatorio el derecho de participación política al establecer más limitaciones que las previstas constitucionalmente y convencionalmente.


Si bien es cierto que el artículo 35 fracción II Constitucional establece el derecho de los ciudadanos a ser votado de acuerdo con las calidades que prevea la ley, en este sentido dichas calidades, no pueden ser sobre inclusivas; es decir deben guardar proporcionalidad con la finalidad de la norma y también deben guardar proporcionalidad respecto de los sujetos a quienes va dirigida. Puesto que lo realmente relevante para que un ciudadano se consolide como candidato independiente, es que este pueda competir en condiciones de equidad, es decir que cuente con un mínimo de apoyo ciudadano, que corrobore que el día de la jornada electoral será una opción real frente a otros partidos político o candidatos apoyados por partidos políticos.”