El titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG) del estado, Diodoro Carrasco Altamirano, maneja una política de engaño, cerrazón y dilación en contra de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre, porque no cumple ninguna de las promesas realizadas a la dirigencia en reuniones pasadas, aseguró Sergio León López, integrante de la dirección central.

Refirió que después de la reunión previa al 15 de enero, no los han recibido, por ello concluyen que trataron de aplacarlos previo al informe, “parece que sí, aunque les dimos el beneficio de la duda, pero no han cumplido y nos han dado largas y retrasan la solución de los compromisos”, señaló.

Por su parte, Rita Amador López, dirigente de la UPVA 28 de Octubre, reveló que uno de los compromisos incumplidos es el seguimiento al estado de salud del líder de la organización, Rubén Sarabia Sánchez, alias Simitrio, quien permanece en el hospital, “el 18 de enero terminaron de realizar los estudios y al día siguiente lo dieron de alta, pero esperaban instrucciones para darlo de alta y hasta ahora no nos han dado el papel de alta”, apuntó.

Aseguró que ni copia de los resultados de los estudios les entregaron por indicaciones de la SGG, “pero Simitrio permanece hospitalizado desde el 15 de enero por la noche, aunque está estable, pero saben que debe mantenerse controlado”, sostuvo.

Federación interviene; buscan acercamiento con el Papa

Amador López indicó que desde el gobierno del estado de Puebla y la Secretaría General de Gobierno prevalece la falta de acuerdos, “el gobierno reconoció que de nuestra parte hubo muestra de voluntad al sentarnos, pero no han aclarado por qué motivo no cumplen lo que ofrecieron”, dijo.

Por ejemplo, reveló que les ofrecieron el traslado de Xihuel del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tepexi de Rodríguez al penal de San Miguel y no han cumplido.

Por ello apuntó que la defensa de la organización correrá por dos nuevos caminos, primero dijo que buscarán un acercamiento con el Papa Francisco “vamos con el apoyo del obispo Raúl Vera, por eso vamos a redactar una carta”, pero aunque no tienen cita agendada, refirió que mantienen comunicación con el obispo de San Cristóbal de las Casas.

Por otro lado, reveló que este mismo miércoles vino un funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob) federal para revisar el caso de los presos políticos de la UPVA 28 de Octubre, “se trata de Juan José Merino de la subsecretaría de Derechos Humanos que encabeza Roberto Campa Cifrián, quien fue al penal de Tepexi de Rodríguez a realizar una visita humanitaria”.

Cabe mencionar que Rita Amador López deslindó a la organización de vendedores ambulantes del enfrentamiento del fin de semana pasado en el tianguis de “La Curva”, en San Ramón Castillotla, empero reveló que el responsable de enfrentamientos fue Mauro Nava Rossano, de la Segob municipal, “porque es él que organiza a Antonio Ordaz y Felipe Neri”, puntualizó.

Retoman jornadas de lucha

Amador López aseguró que la organización tiene jornadas de lucha dependiendo de la coyuntura y ahorita era el informe, pero los llamaron para acuerdos, por eso no marcharon, sin embargo, aseguró que viene el informe del alcalde y la visita del Papa Francisco, por eso piden que se cumplan los acuerdos y las demandas.

Informó que este jueves a las 11 horas marcharán de la 16 de Septiembre a Casa Aguayo y para el 2 de febrero tienen otra marcha desde el mercado Hidalgo a Casa Aguayo, “por eso responsabilizamos al gobierno de cualquier acto de intimidación en contra de nuestros militantes”.

Reiteró que pide al gobierno del estado que cumpla su palabra y libere a los presos políticos, porque apuntó que de lo contrario encuentran que el gobierno trata de burlarse de ellos, porque no responde a las demandas presentadas y tampoco permite que la UPVA 28 de Octubre realice las manifestaciones a las que tienen derecho constitucional.

Indicó que además irán a la Ciudad de México e instalarán un plantón definitivo el 8 de febrero, porque no están dispuestos a ceder en sus demandas, que saben están dentro de lo que marca la legislación.

Por último, Ana María Rosas Porto, esposa de Rubén Sarabia Reina, dijo que el gobierno del estado no ha cumplido ni uno solo de los compromisos, “ni uno solo con los que se comprometió para dar solución, pero pide consideración y paciencia, porque tiene mucho trabajo”, sentenció.