El gobierno pagará 60 millones de pesos mensuales por 15 años por las plataformas que mandó a construir a la empresa privada Audi y 23 millones de pesos cada mes por el Museo Internacional Barroco (MIB) por 23 años.

Así lo reveló Roberto Moya Clemente, exsecretario de Finanzas y Administración y actual jefe de la oficina del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas al justificar el fideicomiso que maneja recursos del Impuesto Sobre la Nómina (ISN).

Este fideicomiso será administrado por la firma Evercore-Protego de propiedad de Pedro Aspe, funciona como un mecanismo de pago del MIB y del Centro Integral de Servicios (CIS).

Así lo señaló en rueda de prensa –a la que fueron invitados pocos medios de comunicación-, Roberto Moya Clemente, exsecretario de Finanzas y Administración y actual jefe de la oficina del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

Moya Clemente, rechazó que se trate de una hipoteca de los recursos del ISN como lo afirmó este martes el diario nacional Reforma en su nota principal. 

Su argumento fue que se trata de transferencias que se realizan para dar certidumbre jurídica a los bancos por el pago de los Proyectos para la Prestación de Servicios (PPS) y  Proyectos de Inversión.

Detalló que gobierno estatal diseño un esquema de pagos en el que cada mes entregan la suma marcada en el contrato.

Pero al solicitar los bancos una certeza de que el gobierno estatal cubriría el monto, se creó el Fideicomiso, el cual se ocupará en caso de que no se cubra con el anterior requisito.

El único PPS que actualmente paga el gobierno estatal es el CIS por el que se cubren 15 millones de pesos mensuales por 25 años.

Asimismo se contemplan las plataformas de Audi como Proyecto de Inversión (PI) con un pago mensual de 60 millones de pesos por 15 años.

El caso del PPS del Museo Internacional Barroco por inaugurarse, los pagos serán de 26 millones de pesos mensuales por 23 años con 3 meses.

Dijo que las empresas contratadas son responsables del mantenimiento, operación, seguridad, y el pago de nómina de los edificios gubernamentales, durante el tiempo en que operen.

Además sostuvo que escogieron a Evercore para manejar el Fideicomiso debido a que es una empresa seria que tiene reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Señaló que el ISN es una de las formas en que el gobierno estatal tiene presupuesto, por lo que está previsto y justificado su uso, incluso en proyectos de largo alcance como los señalados.

“Es un mecanismo para estar tranquilos en términos jurídicos. Se nos ocurrió crear un fideicomiso no privado como dice Reforma sino público”

“Son recursos que estaban presupuestados (…) el contratista estará contento con su pago. No estará hipotecado ni comprometido (el ISN) mientras el gobierno cumpla”, explicó.