El economista, Alejandro Chávez Palma señala que mientras el gobierno estatal oculta los PPS y mantiene en secrecía sus “inversiones financieras o fideicomisos”, se estima que los PPS – 21 mil 554 mdp- han rebasado el respaldo de las participaciones federales en 105%.

En su análisis, Chávez Palma señala que además se registran en intereses, comisiones y otros gastos de deuda pública por un monto de $326 millones 506 mil pesos al cierre del año fiscal 2015.

Pero al tomar en cuenta la amortización y los intereses el monto es de $324 millones 146 mil 900 pesos, con un manejo de este servicio financiero, bancario y comercial, es decir, el costo por coberturas por $2 millones 359 mil pesos.

Chávez Palma cuestionó que el gobierno del estado de Puebla se jacte de decir que no ha pedido “un sólo peso prestado”.

“Estos recursos que se pagan se erogan debido al manejo y a la gestión de lo que se conoce como fondos o pasivos buitre. Y aunque el gobierno haya dicho que la ley no los reconoce como deuda lo cierto es que estos proyectos de prestación de servicio (PPS) no son otra cosa que deuda disfrazada”.

La administración estatal ha rechazado en distintas ocasiones que el gobierno del estado de Puebla haya contratado algún tipo de deuda.

Chávez Palma planteó que el incremento de estos pasivos financieros se realizó por medio de los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) en el sexenio actual ya que de acuerdo a la ley de contabilidad gubernamental, expuso el economista, la cual entró en vigor en el 2014, deben ser identificadas como obligaciones de tipo financieras.

El economista de la UAP expuso que la estimación de que el gobierno estatal ha contratado 21 mil 554 millones de pesos en PPS se deriva de las inauguraciones de obras realizadas en los últimos años.

Lo anterior, debido a que el gobierno de Puebla no ha hecho público el saldo de al menos 7 proyectos de prestación de servicios.

“Esta información no aparece en ningún documento oficial. En dichos documentos, solamente aparecen, el CIS en la Ley de egresos y la compra de equipo de alumbrado para 8 municipios. Si revisamos los informes que se han presentado desde el 15 de enero del 2013 al 15 de enero del 2015 o si revisamos las cuentas públicas de julio en estos años o en los informes de finanzas públicas el gobierno de Puebla no ha presentado esta información”, expresó Chávez Palma.

El gobierno estatal ha ocultado la información sobre el manejo de los PPS si se revisan los rubros en el último informe tampoco aparece ninguna información sobre estas erogaciones. Si se revisa el rubro 3 denominado “Gobierno honesto y al servicio de la gente” o el 3.1 Gasto público por ningún lado aparece algún reporte sobre los PPS. Lo único que hayamos, señala el economista de la UAP, es lo relativo a los proyectos de prestación de servicios de 8 municipios que contrataron estos municipios con la empresa denominada Reingeniería SA de CV.

Lo que está haciendo la administración estatal es proporcionar información incompleta. Se trata de documentos oficiales que son incompletos, parciales y entonces el gobierno de Puebla está ocultado la información sobre los PPS. En realidad lo que está haciendo es “ocultar la nueva deuda” que ha adquirido esta administración.

Si se revisa, señala Chávez Palma, el punto denominado 3.1.4 “Inversión para el Desarrollo” o el punto de “Esquemas de financiamiento para inversión” tampoco hay un padrón de las obras que realiza la actual administración. Esta información debería estar disponible para que todos los ciudadanos conocieran en qué está gastando el gobierno estatal los recursos públicos que recauda. Es una cuestión de transparencia y de acceso a la información lo cual ya está reconocido por la Constitución

El economista afirma que con los actuales empréstitos adquiridos a través de PPS el gobierno de Puebla ya rebasó el respaldo que podrían tener estos pagos a través de las participaciones federales lo que pone en entredicho la capacidad operativa del estado.

Para Chávez Palma esta situación es preocupante porque el gobierno estatal oculta información relativa a los pasivos que ha contraído el estado en este sexenio y generando la percepción que promueve en los medios de comunicación de que se han construido obras “sin pedir un sólo peso prestado”, lo que, señala Chávez Palma es falso.

Además, el economista señala que la deuda total del gobierno de Puebla sube inversamente a lo que sería el gasto de inversión.

Se entiende por gasto de inversión, explica el economista de la UAP que es el gasto que genera activos con sus erogaciones. Lo que hemos visto desde el 2009, desde la administración pasada, es una caída del gasto de inversión. Pero con respecto al 2015 el gasto de inversión cayó en un 62%.

Si se toman en cuenta los PPS, lo que no hace el gobierno, es decir esta deuda a largo plazo, la cuál no está reportada por ningún lado en el quinto informe de gobierno luego de que se han revisado los documentos del informe.

Además se observa que la inversión financiera que comprende fideicomisos del Impuesto sobre la nómina y programas de emergencia climática se han bursatilizado desde el 2012.

El economista señala que el Congreso del estado no está haciendo su tarea de fiscalizar el destino de los recursos públicos, vigilar su aplicación y reorientar el gasto público hacia inversiones productivas, convirtiéndose solamente en un oficina de trámite. Además de que el pasado Congreso, diputados de todos los partidos políticos, aprobaron la ley de los PPS.