Después de la presentación del reporte sobre la impunidad en México, que coloca al Estado de Puebla con un indicador alto en el tema, el rector de la UPAEP, Emilio José Baños Ardavín, reconoció que los gobiernos tienen una responsabilidad puntual en los altos índices de impunidad que se presentan en la actualidad.

Ante eso, dijo que “todos, todos tenemos una responsabilidad, pero sí los gobiernos, desde luego, lo que es el Estado con todos sus poderes y también la sociedad en su conjunto, pero también el poder judicial tiene mucho que ver ahí y también la voluntad política de los demás sectores de la sociedad”.

Dijo que ante el resultado presentado por el rector de la UDLA y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla, que coloca a la entidad con serios problemas de impunidad, queda claro que se trata de una situación que es una prioridad nacional, “pero desde luego, en lo que toca a Puebla seguimos tomando medidas”.
    
Recordó que sobre el tema, lo ha hablado en varias ocasiones, también hay puntos que deben ser atendidos de manera puntual, “está el tema de la inseguridad, está el tema del combate a la corrupción y el combate a la desigualdad, me parece que son las prioridades más importantes”.
    
Cabe mencionar que la impunidad, es la imposibilidad de ser sancionado, por lo tanto, se trata de una excepción de condena o una forma de escapar de la justicia, algo que es común en algunos países en los que se carece de un sistema político limpio y que repercute en un sistema judicial corrupto y débil.

Por eso, etimológicamente, impunidad procede del vocablo latino impunitas y por lo tanto, se trata de la circunstancia resultante al no recibir un castigo o no ser juzgado y al hablar de castigo, se trata de alguna pena o condena que se ha impuesto y que tenga que cumplir el acusado por haber intervenido en algún hecho delictivo.

 


 

Esfuerzo por disminuir la impunidad en el corto plazo
    
Baños Ardavín, aseguró que la sociedad actual, en todos sus niveles de injerencia, desde el gubernamental, hasta el privado, el universitario y el social, “tenemos que hacer un gran esfuerzo entre todas las instituciones para lograr disminuir la impunidad en el corto plazo”.
    
Pero para eso, agregó, hay que exigir mejores ministerios públicos, mejores procesos judiciales y el tema de los juicos orales debe abonar para que se pueda reflejar en mejores índices de procuración de justicia y disminución de la impunidad, “que es un tema inclusive cultural, en el que hay que abonar, en nuestro caso desde la perspectiva educativa, pero todos los sectores tienen que hacer ahí”.
    
El rector de la UPAEP, reconoció que en el tema de la procuración de justicia hay una agenda pendiente, porque muy pocos delitos se lleven a proceso penal y eso es lo que va lacerando poco a poco la dinámica social en el Estado de Puebla y en el país.

Ante la pregunta si los altos indicadores de impunidad mandan mala señal a la sociedad, dijo “todo depende de la forma en que se vea, porque se puede decir que Puebla está un poco arriba de la media nacional, pero eso es muy poco relevante si no lo llevamos a la vida del ciudadano, a la vida del día a día y de eso tenemos que estar muy vigilantes”, concluyó.