La muerte de Katie May deja un terrible drama familiar ya que la modelo era madre de una niña de 7 años y se había convertido en una de las reinas de las redes sociales con muchos seguidores en Instagram y Snapchat.

La familia de la modelo ha creado una página web para recibir donaciones para su hija donde se puede leer este mensaje: “Cualquiera que haya tenido la suerte de conocer a Katie ha sido bendecido, ella tenía un increíble corazón, mente y espíritu. Fue una luz de inspiración y guía para tantas personas en este mundo. Por favor ayúdennos donando dinero para ayudar a su hija y mejor amiga Mia”.

Esta fue la última imagen que publicó la modelo de 34 años en su cuenta de Instagram horas antes de sufrir el derrame. Una estampa suya en la que deseaba a sus seguidores un feliz lunes.

 

?Hope everyone is having a great Monday! It's very windy here today in LA ?????????? #bikini #california #beach #lagunabeach

Una foto publicada por Katie May (@mskatiemay) el