Aunque a los vendedores de cemitas que tradicionalmente venden afuera del estadio Cuauhtémoc, durante los partidos del equipo Puebla, no les fue permitido instalarse durante el encuentro contra el Racing de Argentina, el secretario de Gobernación, Mario Rincón González, negó que se privilegie a algún grupo en particular para la venta de cemitas.

El funcionario municipal reconoció que el problema del comercio ambulante en la capital poblana y los enfrentamiento generados en días pasados en San Ramón Castillotla es un tema que se está politizando, en el marco del proceso electoral poblano que se vive, “yo creo que sí se está politizando y yo espero que no lo hagan”, aseveró.

Ante eso, Rincón González aclaró que ninguno de los grupos de comerciantes ambulantes, ha solicitado su destitución y contrario a ello, aseguró que con todos ellos mantiene diálogo permanente, “quienes la pidieron fueron los del MAS, pero ellos la han pedido desde hace 5 años”.

Por lo anterior, aclaró que en la capital poblana “no se privilegia a nadie, de hecho, platiqué ayer con el director de Desarrollo Político, Mauro Nava, y reiteraron que lo que busca el ayuntamiento es que haya orden, porque si no está un grupo, no está nadie, por eso no estamos permitiendo que nadie se establezca”, ratificó.

En entrevista, dijo que en el encuentro de fútbol, del pasado miércoles, recibió el reporte que ningún vendedor de cemitas pudiera comercializar afuera del estadio Cuauhtémoc, “por acuerdo decidimos que no se instalara nadie y fue un acuerdo”.

Por ejemplo, dijo que con los comerciantes de Antorcha Campesina han dialogado de manera permanente, por eso, “yo tengo información que no vendieron”, empero, aclaró que en la parte de adentro del estadio Cuauhtémoc, es otra cosas, ahí el concesionario es el club, si ellos otorgaron el permiso adentro, es responsabilidad de ellos, pero en la parte de afuera, en la vía pública y banquetas, puedo asegurarte que no vendieron”.

El titular de la Segob municipal aseveró que en relación con el tema de las manifestaciones sociales para exigir espacios públicos, la autoridad municipal ha atendido a todos los grupos, “hemos tenido reuniones con todos, porque parte de la política del alcalde Tony Gali Fayad es que platiquemos con todos y los acuerdos a los que hemos llegado es el orden”.

Por eso, aseguró que de manera permanente sostienen reuniones con los representantes de los vendedores y el acuerdo es coadyuvar entre las dos pares, para preservar el orden público, por lo que, la comuna avanza en el reordenamiento comercial y la ocupación de los mercados para los ambulantes, dijo.

Rincón González reveló que dentro de las soluciones posteriores al enfrentamiento en San Ramón Castillotla, la instrucción que han dado y todos han acatado es que no venda nadie, “hasta que no se enfríe el problema, entonces no ha habido vendimia en la calle, hasta que no se definan responsabilidades”.

Recordó que hay una investigación judicial en curso, por el enfrentamiento de hace unos 15 días y hasta que no se deslinde responsabilidades de parte de la Procuraduría de Justicia y estén los ánimos calmados, la autoridad municipal no va a poner en riesgo a nadie.