La arquidiócesis de Puebla anunció que templos e instituciones eclesiásticas se acogerán al programa para regular la situación que enfrentan por adeudos por consumo de agua potable, luego de que se les ha cortado el servicio a algunas parroquias; incluso, al Seminario Palafoxiano le clausuraron el drenaje.

En entrevista, el arzobispo Víctor Sánchez reconoció que a la Iglesia católica también le afectó el costo de las tarifas de agua potable; además, reconoció que la empresa Agua de Puebla para Todos procedido a realizar la suspensión del suministro del vital líquido a distintas iglesias, al Seminario y la Casa de Ejercicios, entre otras. 

Expuso que en el caso del Seminario Palafoxiano tienen pozo, pero les fue clausurado el drenaje, y tuvieron que negociar.

Señaló que las  tarifas  se  elevaron  mucho en los  dos últimos  años y  quedaron sin servicio   con un fuerte  adeudo y  les  fue clausurada la  toma  , por  lo que  en el caso  del Seminario  optaron por  reactivar  un pozo  que  tienen  desde  la  fundación de  esa  institución, sin embargo se tienen que  apoyar  con la  compra  de  pipas .

Sánchez  Espinoza, se  mostró interesado  en   que   haya  un acuerdo con el Ayuntamiento  y la  empresa que suministra  el  agua  para  que  los  usuario  realmente  puedan pagar  y  no sea  una medida  temporal  por  los  tiempos  políticos.

Todo acuerdo que  ofrezca  la  autoridad para  beneficio de los ciudadanos y evitar  exceso  en los  cobros  por un servicio  indispensable  debe  ser  bien recibido, dijo  el  jerarca eclesiástico  al  indicar  que  el  programa  que  permita  a  la  gente  ponerse  al corriente  sin el agobio  de  sufrir  cortes o de  acciones  jurídicas seguramente  dará  mejores  resultados .

Dijo que sí  existen facilidades,  no  hay duda que  las iglesias  y  las  instituciones  de  la Iglesia Católica  también   buscarán  el  beneficio.