Al presentar el primer transplante de médula ósea en el hospital UPAEP, la coordinadora de Trasplantes, Yolanda Castillo Cedeño, dijo que el Estado de Puebla, ocupa en la actualidad, el lugar en trasplantes, “había llegado a ser el cuarto lugar nacional en procesos de donación y de trasplantes, desafortunadamente, en la actualidad hemos caído hasta el lugar doceavo lugar”.
Reconoció que la estadística en donación y transplantes está muy baja, porque la gente no dona, los pacientes quedan en la espera de recibir un trasplante y estamos a una hora de la ciudad de México y los órganos que se donan aquí, se van a la ciudad de México, a Guadalajara y a Monterrey.
Por eso, dijo que en la entidad poblana, estamos muy bajos y nos hace falta eso, difundir la donación de órganos en la familia, porque en todos los hospitales siempre hay una persona disponible para recibir estas alertas.
 

De 300 mil hasta un millón de pesos un trasplante


El especialista Adrián Morales Maravilla, reveló que en el sector comercial, el costo de un trasplante de médula ósea, es de 300 mil pesos en promedio, pero para donadores hermanos equivale a 30 por ciento menos.
Agregó que para un tratamiento completo alcanza hasta el millón de pesos, “es un procedimiento bastante caro, aunque lo más caro es la permanencia hospitalario hasta el medicamento, pero en el país, este es el último hospital que trasplanta, no hay otro hospital que trasplante”.
Por eso, reconoció que el área de oportunidad que tienen es enorme, aunque las ciudades que son punteras en trasplantes y donación de órganos, son la ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, “porque para muchos, un trasplante es impagable, pero es cierto que si se necesita y no se trasplanta, el paciente fallece”.
 

En Puebla cae cultura de donación


Yolanda Castillo Cedeño, dijo que en la entidad poblana, ha caído, de manera alarmante, la cultura de la donación y el transplante, “debido a varios factores, entre ellos la falta de difusión, porque la gente no quiere donar.
Por eso, aseguró que los coordinadores de los hospitales —que hay uno por sanatorio—, tienen que estar 24 horas al día, los 7 días de la semana y en ocasiones no hay disponibilidad de un coordinador que vaya a realizar la transfusión de órganos, es decir, la donación.
Recordó que hace unas semanas, se presentó una donación multiorgánica en San Alejandro, pero tenía más de tres años que no teníamos una donación multiorgánica en Puebla, “nuestros pacientes de hígado y de corazón no se están haciendo en Puebla, se están yendo a la ciudad de México, a Guadalajara y a Monterrey”.
Dijo que en el hospital UPAEP, tienen la licencia, “aquí podemos hacerlos también, podemos realizar transplantes de médula ósea, de riñones y de corazón, pero eso no quiere decir que no seamos personal del hospital donde hay un donador no podamos participar, porque los coordinadores podemos participar en todos los hospitales donde haya una familia que quiere donar”.
 

Urge fortalecer cultura de donación y trasplantes


La coordinadora de trasplantes del hospital dijo que es urgente fortalecer la cultura de la donación y del transplante de órganos, porque en los hospitales públicos las listas de espera son enormes y los pacientes se tardan hasta dos años para recibir un transplante.
Por eso, reveló que la alternativa es fortalecer la iniciativa privada, porque muchas de las aseguradoras pagan este tipo de procedimientos y se deben usar las aseguradoras para transplantarse en instituciones privadas y después, seguir el tratamiento en instituciones públicas, porque las privadas son muy caras.
Por eso, dijo que en la iniciativa privada se pueden hacer los trasplantes y tener mayor oportunidad para estos tratamientos, sin embargo, falta coadyuvar en la cultura de la donación de órganos, para que puedan realizarse esos procedimientos.


Puebla segundo nacional en transplante de médula ósea

Adrián Morales Maravilla, reveló que Puebla es segundo lugar nacional en transplantes de médula ósea, solamente detrás de Centro Médico La Raza, “que es el que más transplanta, pero no todos los pacientes tienen seguridad social y tienen que esperar”.
Reconoció que para los pacientes sin seguridad social, el costo está fuera del alcance, porque no todos tienen los recursos económicos para el procedimiento, “en el hospital UPAEP tenemos el apoyo de varias organizaciones que pueden dar facilidades al paciente”.
El equipo médico, presentó a Antonio Adrián Porras Cuevas, el primer paciente transplantado de médula ósea en ese nosocomio, quien aseguró que recibe una nueva oportunidad de vida, tras el procedimiento exitoso recibido en el hospital UPAEP.