Pacientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en compañía de sus familiares, protestaron por el cambio de medicamento, al afirmar que los están matando.

 


 

Incluso, los quejosos cerraron la vialidad que comunica al hospital de San Alejandro de Puebla, en protesta por un cambio de medicamento desde el mes de febrero.

Afirmaron que al empezar a dializarse con el nuevo fármaco empezaron las molestias, incluso algunos pacientes afirmaron han llegado a la muerte.

"Mi hermano acaba de fallecer esta mañana por un dolor en el estómago, por esa agua que les dieron (...) hoy falleció mi hermano", dijo una persona sin poder aguantar el llanto al mostrar el acta de defunción del joven de 30 años, procedente de Ciudad Serdán, quien deja en la orfandad a una niña.

De este modo, tanto familiares como enfermos, afirman que el nuevo tratamiento que les están suministrando, literalmente, los está matando.

“Lo que queremos es que el IMSS nos regrese a la marca Baxter, porque le daba mejores resultados a nuestras familias; mi hijo estaba estable, pero desde que nos dan las bolsas de diálisis de Pisa y otros medicamentos ha empeorado”, relató, en entrevista.

Un sexagenario presentó el acta de defunción de su hijo, quien acaba de fallecer –aseveró- a raíz del cambio de marca en laboratorios de Baxter a Pisa.

Francisco Ignacio Romero Trinidad, procedente del municipio de Cuyuaco, informó que su hijo en este momento se encuentra hospitalizado derivado del cambio abrupto de medicamentos.

El cierre de la avenida 10 Poniente duró más de una hora, en el que impidieron el paso de los autobuses de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

“Ya van cinco o seis (muertos)” señalaron los familiares al indicar que ya tienen miedo los pacientes. “Ya nos dicen que tienen miedo de lo que les están metiendo”.

Llevaron a la protesta lona grande donde reclamaron: “Peña Nieto, Moreno Valle y Enrique Doger queremos justicia para nuestros dializados. Pisa los está matando, devuélvanos la salud, devuélvanos a Baxter, déjenos vivir”, “Baxter es vida para nosotros, Pisa no”.

Con pancartas en mano, aseguraron que los fármacos y las bolsas de diálisis son de menor calidad, lo cual ha derivado que en lugar de continuar el tratamiento, obtengan resultados adversos en su salud.

En las cartulinas elaboradas escribieron: “Queremos justicia, no más muertos. Baxter nos devuelve la vida”.

Ante la presencia de los medios de comunicación, salieron directivos del Hospital San Alejandro a atender a los quejosos, a quienes pidieron entrar a una comisión para exponer las problemáticas y buscar una salida a esta situación.

Lavado de manos

El delegado del IMSS en Puebla, Enrique Doger Guerrero, en entrevista aclaró que el cambio de medicamento fue determinación de oficinas centrales, sin embargo, escucharían las solicitudes de los quejosos.

De este modo, dijo que el cambio fue en toda la República y solo en Puebla se han presentado protestas y quejas.

“Es un tema que no corresponde a la delegación, son decisiones a nivel central”, dijo al señalar que ya han atendido a los quejosos en otras ocasiones, pero le corresponde a oficinas centrales cambiar el medicamento.