El equipo chino de atletismo, apartado de la final del 4x100 femenino en Río después de que la organización permitiera a Estados Unidos repetir su carrera en una decisión sin precedentes, declaró la situación enormemente injusta y acusó a las estadunidenses de culpar a los rivales de sus errores.

Es enormemente injusto que se dejara a EU correr sola, sin competidores ni molestias, de forma muy diferente a como compitieron los otros equipos, señalaron fuentes del equipo chino a la agencia oficial Xinhua, después de que el cuarteto de su país fuera eliminado.

Las chinas habían logrado el octavo mejor tiempo (42:70) en las rondas clasificatorias, lo que les daba un puesto para la final a ocho, pero las estadunidenses, que no habían terminado su carrera por tirar al suelo el relevo, acusaron al cuarteto de Brasil de obstruirles en una de las entregas.

Ante esa protesta, los jueces tomaron la inédita decisión de permitir que las estadunidenses, que defienden el oro olímpico de Londres 2012 (Tianna Bartoletta, Allyson Felix, English Gardner y Morolake Akinosun) volvieran a repetir la carrera y además sin otras competidoras en el tartán.

Las chinas (Yuan Qiqi, Wei Yongli, Ge Manqi y Liang Xiaojin) sospechaban que esa repetición iba a suponer su eliminación de la final -para colmo, la organización no autorizaría una final con nueve participantes-, ante lo cual boicotearon la carrera de las estadunidenses retirándose a los vestidores.

El cuarteto de EU terminó su segunda carrera en 41:77 segundos, el mejor tiempo de las series, y en consecuencia las chinas se quedaban sin final (para añadir más drama, entre las orientales y las canadienses, el octavo mejor tiempo en el cómputo final, sólo hubo seis milésimas de diferencia).

En la primera carrera las estadunidenses tiraron el relevo por su culpa, no enteramente debido a la obstrucción de Brasil, aseguraron fuentes del equipo chino de atletismo, mientras una de las corredoras afectadas, Liang Xiaojin, aireaba su furia en su microblog.

Si nos echan de las finales, ¿dónde está la limpieza del deporte?, lamentaba en Weibo, la versión china de Twitter.

Los chinos recordaron además que en los Mundiales de Daegu 2011 una obstrucción del cubano Dayron Robles a su gran estrella, Liu Xiang, impidió a éste ganar el oro en la final de 110 vallas, ante lo cual la organización del evento no optó por dejar al vallista asiático que corriera de nuevo (aunque sí descalificó al caribeño).