Ante el fraude cometido ante la SEP por no entregar documentos oficiales y por tratar de apropiarse del predio donado por Salvador Salinas González en 1980, madres de familia denunciarán por supuesto delito de fraude a Elsa Castillo Ramírez la directora del preescolar Insurgentes.

El plantel que se localiza en la colonia Insurgentes, al suroriente de la ciudad, funcionó hasta el 2011 como un Centro Asistencial de Desarrollo Infantil (CAIC) con clave de la SEP 21EJN0340Q. Además, el centro infantil educativo se desarrolló también con la ayuda del DIF estatal, pero Castillo Ramírez dio por terminada la relación cinco años atrás.


Las madres de familia se dieron cuenta que el prescolar Insurgentes carece de permisos de la Secretaría de Educación Pública porque al recibir las boletas de calificación precisaron que no ostentaban los sellos oficiales.

Ante ese panorama fraudulento, Doña Diana Rodríguez –madre de uno de los pequeños–, destacó que la directora, Elsa Castillo Ramírez, abusó de su puesto porque con conocimiento de causa no les entregó ningún documento certificado.

Diana Rodríguez pormenorizó que un grupo de padres de familia acudió a las oficinas de la SEP pero no les ayudaron porque el preescolar Insurgentes ‘opera’ sin el aval de la propia Secretaría de Educación.

La enfadada madre de familia, detalló que la secretaría debió ayudarlos con asesorías legales porque la directora las ha defraudado y a la propia SEP.

Bajo ese “respaldo” de la secretaría morenovallista, los padres de familia emprendieron una investigación para localizar a papás de niños que cursaron sus estudios en esa escuela con anterioridad, pero se llevaron una sorpresa negativa: “la profesora tampoco les entregó documentos oficiales”.

Las investigaciones de las madres de familia dieron resultados positivos, al enterarse que Elsa Castillo Ramírez en ocasiones se vale de la amistad de una amiga, propietaria de una escuela, para entregar documentos sellados por la SEP pero con una razón social diferente.

“Exigimos nuestros documentos que ya pagamos, la profesora nos pidió cooperación para contingencias ante catástrofes, semanalmente nos pedía 75 pesos, nos pidió 500 pesos para la clausura, vacaciones, colegiatura y darnos de alta en la SEP. Nosotras hemos dado más de 10 mil pesos”, destacó.

En compañía de los representantes del MAS, las madres de familia destacan que 11 niños fueron afectados.

Denuncia judicial en puerta

Diana Rodríguez reveló que los padres  del niño Carlos Joel Rosas recibieron una boleta supuestamente sellada y firmada por funcionarios de la SEP, pero al acudir a la Corde descubrió que el documento es apócrifo.

Rodríguez Gaona mostró la boleta de calificaciones apócrifa para precisar que los niveles de corrupción que maneja la directora del plantel  Elsa Castillo no tienen límites.

La señora Arely Pacheco, destacó que los padres de familia en conjunto denunciarán penalmente a la directora Elsa Castillo Ramírez y a quién resulte responsable por entregar documentos falsos de la SEP.

Bajo ese clima de corrupción ante la Secretaría de Educación Pública, la madre de familia precisó que Castillo Ramírez desde hace un lustro ha traficado con sus amigas dueñas de escuelas algunos matriculas “derechas” ante la SEP.

Arely Pacheco precisó que la denuncia contra la directora se ampliará por cobrar cuotas elevadas e inexistentes en cualquier tabulador escolar.

La madre de familia puntualizó que la directora pretende también apropiarse del predio donado por Salvador Salinas González en 1980.

“El predio del preescolar fue donado en el año 1980 por el señor Salvador Salinas González, para utilidad pública, según consta en los documentos oficiales de la Notaría Pública número 10 de Puebla.  La maestra Elsa Castillo se ostenta como propietaria de la escuela”, detalló.