“Justicia para Paulina Camargo” se ha convertido en todo un movimiento de defensa de la mujer, además de ser la constante advertencia de que no será olvidado el caso de la desaparición de la joven.

Este jueves 25 de agosto de 2016, se cumple el primer aniversario de la desaparición de la joven Paulina Camargo.

Hasta la fecha, ni siquiera se encuentra el supuesto cadáver, aunque hay un asesino, también supuestamente confeso.

Para conmemorar la fecha, el próximo viernes 26 se realizará una misa en la iglesia de Huexotitla a las 19 horas.

Al acabar la homilía, se realizará una caminata nocturna hasta la Fiscalía General del Estado, donde se recordará a la joven que estaba embarazada en el momento de su desaparición.

De este modo, los familiares invitan a la población en general a unirse portando vestimenta blanca y una veladora.

Y es que hasta la fecha no hay avances en el caso que escandalizó a Puebla y que sigue abierto como una herida sangrante.

Las autoridades afirman que tienen la confesión de su entonces novio, José María Sosa, quien supuestamente le quitó la vida a la joven de 19 años de edad porque estaba embarazada.

Pero la fiscalía no ha sido capaz ni de encontrar el cuerpo de Paulina, el cual se ha buscado hasta en contenedores de basura, mientras, incluso, se ha propuesto la tesis de que el cadáver fue desaparecido al estilo del crimen organizado, en un tambo con ácidos.

Ninguna teoría se ha comprobado, mientras que el acusado sigue en prisión.

53 misas

Desde la desaparición, cada domingo sus padres asisten a la Catedral de Puebla, vestidos con playeras que llevan su fotografía, para orar por ella, pero también con el propósito de hacerse escuchar.

25 de agosto 2015

Paulina, con 18 meses de embarazo, salió para encontrarse con José María, para una revisión en la Plaza del Sol San Manuel.

Posteriormente, fueron al departamento del joven, donde afirmó que la estranguló y envolvió su cuerpo en bolsas negras que tiró más tarde en un basurero.

26 de agosto 2015

Por medio de las redes sociales, como Facebook y Twitter, familiares de Paulina inician una campaña para su localización, lo que causó furor.

29 de agosto 2015

Luego de la presión social, la entonces procuraduría detuvo a José María, al supuestamente confesar el crimen.

Desde entonces, la defensa dijo que el joven fue obligado a echarse la culpa del crimen mediante tortura.

Su padre asegura que su hijo es inocente y acusa a la Fiscalía del Estado de tenerlo preso como chivo expiatorio.

30 de agosto 2015

Inicia personal de la procuraduría una búsqueda en el relleno sanitario, la cual no da frutos.

2 de septiembre 2015

Surge otra versión que señala que el cadáver fue aventado al río Alseseca, pero tampoco se encuentra nada.

Desde entonces, familiares cada fin de semana siguen la búsqueda en las riberas del caudal.

23 agosto 2016

Hasta la fecha, el caso sigue sin resolverse, el cual ha estado empantanado con diversas teorías, que van desde el secuestro, hasta un crimen perpetrado por terceros.