Ante el retiro de más de 200 árboles en Puebla, representantes de organizaciones sociales demandaron ante el Congreso del Estado que los diputados frenen el ecocidio y sean escuchadas sus demandas, ya que se han negado sistemáticamente a estudiar sus propuestas.

Durante una manifestación, organizaciones defensoras del agua y los árboles se manifestaron en el Congreso del Estado para exigir a los diputados que garanticen que el vital líquido sea un derecho humano de los ciudadanos y no se vuelva a talar un árbol más en Puebla.

La representante de la Asamblea Social del Agua, María Eugenia Ochoa, llamó a detener el ecocidio,  y criticó que a dos años de haber sido entregada la concesión del servicio a una empresa privada no se haya cumplido el compromiso de dotar de agua a todos los poblanos.

María Eugenia Ochoa señaló que el congreso del estado solo escucha al gobernador, pero al ciudadano que llega y presenta sus propuestas.

Recordó que el 1 de abril se presentaron ante el poder legislativo para que se modificara la constitución local a fin de declarar el agua como un derecho humano, pero a la fecha ningún diputado los ha llamado.

Insistió en la privatización del servicio de agua y desde que pasó a manos privadas no se han invertido los recursos comprometidos para la rehabilitación y modernización de la red de agua potable y por el contrario se encarecieran las tarifas cobradas por este servicio.

Expresó que hasta el momento han entregado alrededor de 2 mil 500 firmas para exigir a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, encabezada por la legisladora Susana Riestra Piña, para que les rinda un informe de las razones por las que fue privatizado este servicio.

Además, que explique quien es el verdadero beneficiado con la entrega de este recurso natural para su explotación y por qué han permitido se realice un cobro excesivo por este servicio deficiente.

Agregó que a la par están apoyando a las organizaciones que se han pronunciado en contra de la ejecución de la ciclovía en el bulevar Hermanos Serdán por el ecocidio que se cometerá al talar casi 300 árboles para poder desarrollar este proyecto.

Enfatizó que no se puede talar árboles de una manera indiscriminada para poner en marcha una obra de infraestructura que podría ser modificada y ajustada conforme a la propuesta de los académicos y expertos en la materia.

Precisó que un árbol proporciona oxígeno para cuatro personas, pero a los legisladores no les interesa la protección del medio ambiente a pesar de que está de por medio la salud de los habitantes.

 

Ignoran demandas

En la última sesión de la Comisión Permanente, a pesar de las quejas de organizaciones ciudadanas por la construcción de la Ciclovía Hermanos Serdán, sus integrantes enviaron a la congeladora el ocurso y anexos enviado por Armando Pliego Ishikawa referente a este tema.

 En menos de 15 minutos los legisladores desahogaron los 19 puntos del orden del día donde se omitió la lectura del ocurso y anexos enviado por Armando Pliego Ishikawa referente a la ciclovía Hermanos Serdán donde el pasado domingo inició el derribo de más de 200 árboles.

Los nueve integrantes de la comisión levantaron la mano para que ese punto que era el número 4  junto con 10 se fuera a comisiones sin que alguno de los legisladores pidiera abordar el tema a pesar de que en la sesión del pasado 13 de julio los diputados Pablo Fernández del Campo, y Juan Carlos Natale López manifestaron la presunta preocupación por el tema.