Desde la tarde del jueves David L. C. confesó ante la Fiscalía General del Estado (FGE), haber asesinado a su pareja sentimental Lili Marlen Guevara Hernández, de 27 años de edad y haber abandonado su cuerpo bajo el puente Bicentenario, en el Periférico Ecológico, el pasado 2 de julio.

Al sitio referido llegaron peritos del Instituto de Servicios Periciales y personal de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) e iniciaron su búsqueda.

Hasta el momento sólo ha sido localizado un cráneo humano que podría pertenecer al cuerpo de la infortunada mujer y que ya es analizado por peritos en medicina forense, en tanto que en la zona la búsqueda continúa y ya se han unido un equipo de búsqueda y rescate, donde se encuentran binomios especializados.

La tarde de este jueves la AEI presentó a David L. ante las instancias correspondientes, tras su confesión de haber privado de la vida a la joven mujer, madre de dos hijos. David L. dijo haber arrojado el cuerpo desde un puente, llevando a los investigadores al lugar.

Lo primero que hallaron fue un cráneo humano que podría pertenecer a la desaparecida, presumiendo que los restos de la osamenta pudieron ser llevados a otro sitio por perros callejeros que abundan por la zona.

David confesó haber asistido a una fiesta acompañado de Lili y que fue en ese lugar donde discutieron porque él quería que ella abandonara a sus hijos y se fuera a vivir con él.

La forma en la que perpetró el crimen no ha sido revelada.

Desde el 2 de julio pasado Lili Marlen fue reportada como desaparecida, incluso fue presentada una carpeta por su desaparición.

Los padres de la joven, desde que no regresó a su casa, sostuvieron que el principal sospechoso de la desaparición de Lili Marlen era su pareja sentimental.