El secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, reconoció el grave problema de robo de ductos de Pemex en Puebla, al grado que se están reclutando jóvenes para hurto de combustible.

Afirmó que las bandas delictivas que operan para robar los poliductos operan en Tamaulipas, Jalisco, Guanajuato y Puebla.

Mientras tanto hay total hermetismo, por parte de la Fiscalía General del Estado, sobre la balacera del fin de semana en el poblado de los Reyes de Juárez.

Únicamente, el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, indicó, luego de lamentarse, que dicha dependencia se encuentra haciendo las investigaciones correspondientes.

“Entiendo que ya están tomando medidas, veía el reporte que está haciendo el fiscal general para poder deslindar responsabilidad y autoridades competentes están reforzando las medidas de prevención con los protocolos de organización para que esto no se repita”, indicó.

Asimismo, en entrevista, comentó que otro de los grandes temas de seguridad en el estado es el robo de combustible en ductos de Pemex, aunque dijo se trata de un tema federal.

Señaló que se está pidiendo información a los municipios por el trasiego del combustible robado, dijo al señalar que se afinan los datos.

“Se ha convertido en un problema, pues sí, porque ha ido contaminando la vida de los municipios por donde pasan esos ductos”.

“Reclutan jóvenes, los involucran en este tipo de delitos, el combate al robo es un delito federal”, dijo al señalar que el gobierno del estado solo apoya en la prevención con operativos permanentes en arcos de seguridad, reforzando las tareas de PGR y SEDENA.

Sobre las amenazas a presidentes municipales en la zona de robo de ductos, indicó que se ha hecho un protocolo de seguridad para autoridades municipales.

Afirmó que solo han recibido tres denuncias de ediles amenazados, al señalar que no es un fenómeno generalizado.

“El protocolo empieza con la conducta con quienes tenemos el privilegio de autoridades (…) tenemos que poner el ejemplo. No puedes andar a altas horas de la noche en bares, en cantinas, en lugares de esta naturaleza”.

“No puedes andar relajando los permisos para que las fiestas se prolonguen más allá de la una de la mañana y terminen a las seis de la mañana”, dijo.

“Si vas a cobrar un cheque de nómina no te puedes ir solo a las tres de la mañana, porque te estás exponiendo”, dijo por lo que se deben aplicar protocolos de seguridad personal.

“Los presidentes municipales tienen policías, (…) si se ponen en manos de policías que no son certificados, es muy difícil garantizar su seguridad”, acotó.

Al asalto

Este fin de semana, un comando armado que se movilizó en al menos 20 camionetas tomó por asalto la comunidad de Virreyes de Juárez, ubicada dentro del llamado Triángulo Rojo.

En este lugar ejecutaron a un hombre ligado con el grupo de "chupaductos" del sujeto apodado "el bolillo", levantado días antes; en el ataque se llevaron a varias personas que viven en la zona.

Los desconocidos dispararon armas de asalto, incluso barrett, contra los ocupantes de casas ubicadas en una manzana, dejando un número indeterminado de heridos.

En al menos 10 casas quedaron las huellas de los impactos de arma de fuego, además de que unos 6 vehículos resultaron dañados por las ráfagas de armas largas.

Tras el ataque del grupo armado y la fuga de estos, al lugar arribaron elementos de las policías municipales cercanas a Los Reyes de Juárez, además de la Policía Federal, incluso el Ejército quienes recorrieron la zona en busca de los agresores,  aunque estos ya habían escapado. 

El asalto ocurrió a las 15:20 horas del viernes, sin que hasta el momento el Gobierno de Puebla, a través de la Fiscalía General del Estado (FGE), haya dado informes de lo ocurrido.

Al cierre de esta nota en el lugar de los hechos se encontraba personal de la FGE realizando las respectivas investigaciones. 

Se dijo que en el piso quedaron más de mil cartuchos percutidos.