A puerta cerrada se realizó el careo entre Xihuel Sarabia, líder de la 28 de Octubre y elementos de la Policía Ministerial, quienes lo acusan de narcomenudeo

Desde la rejilla de prácticas del juzgado 6 de lo Penal, el hijo de Rubén Sarabia Simitrio, detenido en diciembre pasado por los delitos de narcomenudeo, y las personas que lo acusaron.

Entre gritos y empujones, personal del Juzgado Sexto de lo Penal intentaron suspender por segunda ocasión el careo, al cambiar abruptamente el lugar de la audiencia pública y sacar con lujo de violencia a quienes pretendían presenciar el acto.


El Poder Ejecutivo en complicidad con el Judicial, nos están colocando trabas para evitar que los representantes de la organización salgan libres, de acusaciones penales que fueron orquestadas.

Acusó al gobierno estatal de orquestar una persecución para desintegrar a la organización y evitar que salgan de prisión su esposo, cuñado y suegro de la familia Sarabia, considerados presos políticos.

Anunció que el 1 y 2 de septiembre habrá contingentes de sus integrantes para manifestar sus inconformidades, y el 10 una jornada de lucha para que se escuchen sus demandas.