La seguridad para peatones y ciclistas en la Zona 30 que contempla a 69 calles establecidas del bulevar 5 de Mayo, la 11 Norte-Sur y la avenida Manuel Espinosa Yglesias, estará reforzada con tecnología de largo alcance como cinemómetros para detectar a automovilistas y conductores del servicio público que superen la velocidad establecida de 30 kilómetros por hora.

Además, elementos de Tránsito tendrán la facultad de infraccionar a los transgresores de la velocidad con mil 400 pesos.

En el polígono de la Zona 30, semáforos inteligentes y videocámaras de seguridad entrarán en acción hasta 2018 para redondear el programa.

Alejandro Santizo Méndez, secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), explicó que el despliegue de dos cinemómetros y las multas están establecidos en el nuevo Reglamento de Tránsito Municipal aprobado por el Cabildo durante 2015.

“Vamos a seguir trabajando con el número de elementos que tenemos destacados en el Centro Histórico, evidentemente tenemos que incorporar el cinemómetro que está considerado en el Código Reglamentario Municipal (Coremun) para que chequemos el tema de la velocidad en cuanto se termine de hacer la señalización”, puntualizó.

Al referirse a la etapa de señalización, considerada por la alcaldía como de socialización, Santizo Méndez dijo que la señalética está en proceso de instalación en 302 manzanas del primer cuadro de la ciudad de la Zona 30 para limitar la circulación a 30 kilómetros por hora.

El Ayuntamiento ha invertido 2 millones de pesos para apuntalar la nueva señalética en esas 302 manzanas del primer cuadro de la ciudad.

Respecto a la Zona 50, indicó que ya se tiene un mapa de donde se aplicará esta medida de concientización para que la gente tenga cultura vial. El avance de la señalética es de 50 por ciento.

Santizo Méndez insistió que las infracciones que tendrán un costo considerable por ser del orden de los mil 400 pesos se aplicarán a los conductores que superen los límites de velocidad establecidos por la ley entrará en vigor después de algunos meses de socialización de este programa establecido en el Reglamento de Tránsito.

Puntualizó que la dependencia a su cargo ha trabajado para modificar los 25 cruceros más peligrosos de la Angelópolis donde se ha detectado el mayor número de accidentes y decesos, además de que ocasionan un retraso para el desplazamiento de los poblanos.