Durante la presentación del libro “El Infierno de Javier Duarte” escrito por el periodista Noé Zavaleta, este señaló que el mandatario veracruzano está cortado por la misma tijera que Rafael Moreno Valle, pues mantienen complicidades para no investigar los homicidios en los límites de ambos estados, además de la corrupción.

 


 

En la presentación realizada en las instalaciones del Movimiento de Regeneración Nacional, además la dirigencia estatal aclaró que el mensaje que manda Rafael Moreno Valle por la visita de Donald Trump, es vacío y solo trata de aparecer en los medios de comunicación.

Noé Zavaleta, periodista de Proceso, señaló que el gobernador de Puebla fue el que puso el ejemplo con el tema de la Ley Bala, que se quiso imitar en Veracruz por parte de Javier Duarte, pero la efervescencia ciudadana y organizaciones civiles la lograron aplacar.

Indicó que Moreno Valle pertenece a esa nueva oleada de políticos que partidos como el PRI y el PAN presentaron como jóvenes y por lo tanto con un “chip distinto”, que gobernarían con transparencia y honradez. Insiste que ya se comprobó que salieron como señores feudales, y si Javier Duarte fue un cacique feudal de Veracruz, Moreno Valle fue un señor Feudal.

Señaló que entre las similitudes de los gobiernos, está la represión en contra de los medios de comunicación, los caules quedaron subyugados a la publicidad institucional.

En el tema de inseguridad, señala, se ve a las zonas que donde conurban los estados como la de Cumbres de Maltrata, hacia la zona de Puebla, como los “zetas” entran y salen “como Juan por su casa”.

“Hay ajustes de cuentas donde cuerpos de Puebla los van a tirar a Veracruz y viceversa, y las fiscalías de Puebla y Veracruz se echan la bolita, y pareciera que las mafias ya conocen esa maldita jurisdicción ministerial en donde si yo asesino en Veracruz, pero tiro en Puebla, se que no va a investigar y la otra autoridad se va a lavar las manos y esos muertos quedan en Limbo”

Insistió “en Puebla asesinan, tiran los cuerpos en Veracruz, y la historia se repite porque son gobiernos corruptos mafiosos, incompetentes que no cuestionan, además durante el sexenio en dos o tres ocasiones, Duarte y Moreno Valle pese a que son de partidos políticos distintos se abrazaban e inauguraban obras porque son cortados por la misma tijera.”

La tibieza de Moreno Valle

El presidente estatal de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, señaló que la presencia de un personaje como Donald Trump, por cualquier forma que se le quiera ver, es condenable y terrible, pues Enrique Peña Nieto se niega a dialogar con los maestros, pero lo hace con alguien quien le dijo en su cara que se hará el muro

Sin embargo, el dirigente de Morena se refirió al discurso del gobernador Rafael Moreno Valle, e indico que lo que hace es aprovechar la palestra para decir que él también participa y quiere que lo volteen a ver.

Comentó que ni siquiera fue una crítica fuerte, más sacar una frase se Benito Juárez “me sorprende que cite a Benito Juárez porque si alguien ha hecho un gobierno contrario al que hizo Juárez, es Moreno Valle”.

“El gobernador ya está en campaña, y mejor se debería preocupar por los problemas que ocurren en Puebla como dineros perdidos, obras de relumbrón, el aumento de la pobreza, inseguridad, y sobre todo la represión de la que ha sido acusado con 24 presos políticos”

Manifestó que cinco meses de que deje el cargo no se ve que quiera resolver las cosas, por lo tanto su mensaje hacia Trump solo es propaganda barata pues no hubo crítica real.

Rubén Espinosa presente

El nombre del foto periodista Rubén Espinosa, estuvo presente en el evento, ya que Noé Zavaleta le dedica su obra, luego de que fuera ultimado en 2015 con otras personas en un condominio en el Distrito Federal.

Recordó que  el fotógrafo era su compañero en Veracruz y juntos recorrieron el estado en diversas ocasiones buscando noticias para Proceso, e indicó que su muerte tiene el sello de un gobernador.

Zavaleta en su libro menciona los puntos claves que han arrastrado a Veracruz a una situación de “quiebre”, sacudido por los homicidios, el robo a lo descarado en las finanzas públicas y el comportamiento cínico de Duarte de Ochoa.

En la publicación se señalan  algunos de los momentos más álgidos de la escala de violencia que hoy tienen a Veracruz en el tercer lugar en secuestros, en la lista de estados con más homicidios dolosos y en una cancha donde tres cárteles se disputan a sangre y fuego el control de su territorio.

También repasa historias de reporteros asesinados, exiliados y las víctimas de desaparición forzada, así como elabora igual un perfil detallado sobre la forma en que Duarte de Ochoa ejerce el poder, retratando de pies a cabeza.