#RenunciaYa, es el hashtag o etiqueta con el que ciudadanos están convocando en redes sociales a marchar el próximo 15 de septiembre a las 17:00 horas en contra de Enrique Peña Nieto, que el pasado jueves presentó su Cuarto Informe de Gobierno.

Con un cartel, organizaciones como el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Artistas Aliados, Coordinadora1DMX, personas que participaron en el movimiento #YoSoy132, Másde131 y también académicos llaman a marchar desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo, aclarando que la manifestación será apartidista.

Al respaldar la protesta, en sus tuits señalan que México vive una crisis de derechos humanos, que hay corrupción y que no se tiene justicia, entre otros puntos.

Esta llamado a marchar es difundido un día después de que Peña Nieto presentara su Cuarto Informe de Gobierno, en el que resaltó los que considera como principales logros de su administración (como la creación de 2 millones de empleos formales), aunque también reconoció que hay descontento en algunos sectores.

Muchos mexicanos están preocupados por la educación que reciben sus hijos, nos lastima la pobreza, un rezago histórico que aún no hemos superado. En varias regiones, el crimen sigue siendo una amenaza. La corrupción y la impunidad dañan la vida del país. Y el crecimiento de la economía aún es insuficiente. Esto es lo que agravia, que afecta a los mexicanos. Son problemas serios que hay que resolver, expresó.

Una encuesta del diario Reforma en agosto pasado indicó que la popularidad de Peña Nieto sufrió una nueva caída, con solo dos de cada 10 ciudadanos mencionando que aprueban su gobierno.

El hecho de que invitara a Los Pinos al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, provocó que recibiera críticas de académicos, artistas, ciudadanos en redes sociales y políticos de oposición, ya que el empresario estadounidense ha lanzado desde hace meses expresiones contra el país.

Y aún así se le abrió un espacio para que presentara en México su propuesta de construir un muro en la frontera, que sea pagado con los mexicanos. Al respecto, Peña Nieto dijo que era mejor hacer frente a la amenaza de Trump, y explicarle cuál es la relevancia que tiene el país para Estados Unidos.