A pesar de que en el contrato de venta del Monte de Piedad, dependiente del Instituto para la Asistencia Pública del Estado de Puebla, solo se contemplan los bienes empeñados y no el inmueble, ubicado en la 4 Oriente y 2 norte, este se encuentra en posesión de particulares, además de que podría ser enajenado antes de que concluya el año.

Luego de que en diciembre de 2012 se realizó el intento para vender todo el patrimonio del Monte de Piedad, situación que fue frenada en el Congreso del Estado, a casi 4 años de la medida, el inmueble donde operaban las oficinas centrales y las ventanillas de empeño desde el año 1904, son ocupadas por una empresa particular y la casona sigue funcionando como casa de empeño.

De acuerdo a fuentes consultadas, el edificio ya estaría comprometido con sus actuales ocupantes y durante el siguiente período ordinario de sesiones formaría parte de los inmuebles que venderá la actual administración en el último año de gobierno.

El edificio se uniría a otros inmuebles, propiedad del gobierno del estado, que se ubican en el Centro Histórico de la capital y que serán puestos en venta, como lo son La Casa del Escritor ubicada en la 5 Oriente 201, así como un inmueble localizado en la 4 Poniente 719.

El Monte de Piedad fue creado por la familia Vidal Ruiz a finales del siglo XIX y a partir de 1904 pasó a ser parte del gobierno del estado como institución de beneficencia, según refieren las crónicas históricas, mismas que señalan que la institución ofreció préstamos a la propia autoridad estatal.

Frenaron remate

El 12 de diciembre de 2012, durante la sesión ordinaria del congreso, la venta inmediata de inmuebles del Instituto de Asistencia Pública del Estado de Puebla (Iapep) por parte del gobierno del estado fue frenada por los diputados locales, quienes además modificaron el documento para que los trabajadores del organismo fueran reubicados, o en su caso, liquidados conforme a la ley.

Tras aprobar la desaparición del instituto, el entonces diputado local, José Juan Espinosa Torres, denunció que había un apartado en el proyecto enviado por la administración estatal donde se establecía que se ponían a la venta no solo los objetos que se encontraban en poder del Monte de Piedad, sino también de los edificios del organismo.

Precisó que había sido modificado el transitorio sexto que pretendía que en la venta de los activos se incluyeran los fijos o sea los inmuebles,  y por ello se eliminó totalmente.

Recordó que se trataba de diferentes edificios como el ubicado en la 4 Oriente y 2 Norte, donde el señor Vidal Ruiz en 1904 fundó el Monte de Piedad de Puebla, otro es el antiguo hospicio, además de otras casas que pasaron a ser propiedad de la asistencia pública al quedar intestados.

Espinosa Torres anunció en la sesión la modificación  para dar claridad que los 83 millones de pesos, el producto de la venta de los montes de piedad, que no incluían los inmuebles, se destinen a un fideicomiso y los recursos se administren de manera correcta donde los dividendos del producto se destinaran para la asistencia social.

La venta de Puebla

En el último año de su gobierno, Rafael Moreno Valle ha puesto a la venta 16 inmuebles y terrenos propiedad de los poblanos, que abarcan una superficie de 906,471 metros cuadrados, esto de acuerdo a las iniciativas  aprobadas por el Congreso del  Estado.

Con respecto a los documentos que se encuentran en el listado de iniciativas de la página del poder legislativo, el gobernador Rafael Moreno Valle firmó la mayoría para su enajenación el 29 de febrero, pero se presentaron a los diputados hasta el mes de junio, pasado el proceso electoral.

Hasta el 29 de julio, los diputados locales han aprobado por gran mayoría la venta de los terrenos e inmuebles, y solo el diputado Julián Peña Hidalgo ha exigido que se den a conocer los motivos de la venta y que se transparente la misma para conocer quiénes las adquirirán. Por otro lado, quedan pendientes las dos presentada el pasado jueves.