El coordinador de los diputados locales del Partido de la Revolución Democrática, Carlos Martínez Amador, señaló que será hasta que la Fiscalía General del Estado (FGE) concluya las averiguaciones, cuando el congreso podría valorar la posibilidad de llamar a comparecer al alcalde de Amozoc, José Cruz Sánchez Rojas, por presunta vinculación con bandas dedicadas al robo de hidrocarburo.

Martínez Amador explicó que la solicitud de comparecencia le correspondería realizarla a la Comisión de Seguridad Pública, sin embargo, estimó que -por el momento- sería prematuro hacer esta petición al no tener la certeza de la veracidad de estos señalamientos.

Expresó que la autoridad ministerial se encuentra trabajando en las indagatorias correspondientes por lo que consideró prudente que se conozcan los resultados de las mismas para poder fijar una postura sobre el tema.

“No queremos adelantarnos, primero se tendrán que hacer las investigaciones, no es el papel del Congreso porque es un tema que le compete a la Fiscalía y vamos a esperar a que haga su trabajo”.

Cuestionado sobre la posibilidad de pedir al edil de Amozoc que se separe de su cargo durante la realización de las investigaciones que está llevando a cabo la FGE, respondió que si se confirman las acusaciones el Poder Legislativo actuará en consecuencia.

“Creo que es un tema en el que debemos dejar avanzar a la Fiscalía y una vez se tengan razones más concretas, entonces, el Congreso tendrá que asumir su responsabilidad”.

La semana pasada, el diputado local por Tepeaca y presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, llamó a ir hasta las últimas consecuencias en ese aspecto, que se transparente el actuar de la policía como un llamado a los 217 municipios luego de que se conociera el caso de Amozoc.

Expresó que los presidentes municipales tienen que hacer auto revisiones a los policías, respetando los derechos humanos.

Aclaró que hay que dar un lugar especial a los elementos que arriesgan su vida por proteger al ciudadano, además de sus bienes.

Dijo que a quienes se debe señalar siempre es “a los malos”, y destacó que se trata de un tema fuerte.

Aclaró que él, en lo personal, sí cree en las pruebas de control de confianza pero ya es una actuación por parte de cada elemento, mientras que la realidad es que se trata de un foco rojo muy fuerte.

Lamentó que de algunos de los detenidos se diga que aprobaron las pruebas de control de confianza, pues esto no abona para la credibilidad de las instituciones.