Un presunto delincuente muerto y dos más detenidos, además del aseguramiento de armas, cartuchos, equipos de asalto, derivó del operativo de rescate del propietario de un taller de motocicletas de la ciudad de Tehuacán, por parte de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) y la Agencia Estatal de Investigación (AEI). El grupo de delincuentes, dedicado al robo en ductos de Pemex, narcomenudeo y secuestro, pretendía obtener un millón de pesos para regresarlo vivo.

Fernando Rosales Solís, titular de la FISDAI, tras informar del rescate del hombre “levantado” la mañana del miércoles 31 de agosto, en el interior de su taller, que se ubica en la colonia Francisco I. Madero de la ciudad de Tehuacán,  comunicó también el esclarecimiento de otros dos secuestros, perpetrados por la misma banda, donde una de las víctimas fue asesinada pese a que su familia pagó el rescate.

Rosales Solís confirmó que el fin de semana pasado realizaron una intervención de rescate en una casa de seguridad, ubicada en la calle 20 de Noviembre, de la colonia San Isidro Vista Hermosa, en el municipio de Santiago Miahuatlán, para recuperar al propietario del taller de motos. La operación originó una balacera donde uno de los presuntos delincuentes murió, otro más resultó herido y un segundo fue detenido.

Para que la intervención policíaca no pusiera en peligro la vida del agraviado, de manera sistemática, la FISDAI actuó en coordinación con elementos de la AEI para que, por una parte el secuestrado fuera rescatado y retirado del lugar ileso, mientras que los agentes repelían la agresión armada de los secuestradores, quienes terminaron por rendirse.

“Una vez controlada la situación, fueron capturados Mauricio “N” de 27 años de edad, originario y vecino de Orizaba, Veracruz, y Emmanuel “N” alias “El Fereze” o “El Emma” de 37 años, originario y vecino de Tlacotepec de Benito Juárez”

“En el lugar se aseguraron los siguientes indicios: 1 revolver marca Taurus calibre 38 especial; 1 revolver marca Smith Wesson calibre. 357 Magnun; 1 arma de fuego marca Taurus tipo escuadra calibre. 9 mm; 1 cargador calibre. 38; 35 cartuchos calibre 38; 9 cartuchos calibre 762x39; 9 cartuchos percutidos; 4 equipos telefónicos; 1 chip; 2 rollos de cinta; 1 dispositivo de restricción de movimiento; 1 placa balística; 3 chalecos tácticos negros; 3 fornituras con musleras; 1 par de botas; 1 pantalón y 2 camisolas color azul tipo táctico; y ropa tipo camuflaje consistente en: 7 gorras, 10 pantalones y 10 camisolas”. 

“En el seguimiento a las investigaciones, se establece además que los probables responsables se encuentran vinculados con al menos dos casos:

El 13 de julio de 2016, la FISDAI inició investigaciones ante denuncia de familiares, luego de que varios sujetos, entre ellos los ahora detenidos, ingresaron a una taquería en el fraccionamiento Vicente Suárez, municipio de Tehuacán, donde sometieron al personal y se llevaron al dueño a bordo de un vehículo Pointer, por quien solicitaron inicialmente 2 millones 500 mil pesos por su liberación, sin embargo, ante la intervención de personal especializado en asesoramiento y manejo de crisis y tras el riesgo de que la víctima fuera privada de la vida, el 16 de julio se acordó con los secuestradores entregar 153 mil pesos, en un lugar conocido como “La Ermita” en Acultzingo, estado de Veracruz. Posterior al pago, la víctima fue liberada en la carretera federal Azumbilla-Cañada Morelos, Puebla.

El segundo hecho ocurrió el 30 de julio de 2016 en San Lorenzo Teotipilco, junta auxiliar de Tehuacán, cuando un ciudadano al encontrarse a bordo de su camioneta con su familia, fue interceptado por los hoy detenidos y otros sujetos, quienes se lo llevaron con rumbo desconocido. Minutos después, los plagiarios exigieron a través de una llamada telefónica, un millón de pesos, después de varias llamadas de negociación, se acordó pagar 250 mil pesos en una parada de autobuses de la población de Azumbilla. Aún y cuando se cumplió lo establecido, los captores no liberaron a la víctima y la privaron de la vida”.

Del secuestro

“La mañana del miércoles 31 de agosto del año en curso, la víctima de sexo masculino, se dirigió a su taller de motocicletas ubicado en la colonia Francisco I. Madero en Tehuacán, sin que desde entonces se tuviera conocimiento de su paradero, por lo que un familiar llegó a buscarle al taller y se percató que el lugar estaba en desorden”.

“El mismo día, familiares del agraviado recibieron una llamada donde por unos segundos escucharon la voz de la víctima y posteriormente, una persona del sexo masculino intervino para manifestarles que se trataba de un secuestro y exigían como rescate un millón de pesos. En el transcurso del día, recibieron tres llamadas más de negociación, en una los secuestradores refirieron que no denunciaran el hecho ya que si lo hacían, privarían de la vida a la víctima como lo habían hecho en otro caso”.

“El 1 de septiembre se presentó formalmente la denuncia ante la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, dando inicio a la carpeta de investigación 067/2016/FISDAI. Es de resaltar que a través de personal experto en manejo de crisis, se acompañó y asesoró en todo momento a la familia de la víctima hasta el esclarecimiento del hecho delictivo”.

“De las investigaciones realizadas se desprende que esta banda delictiva inició sus actividades en el robo de hidrocarburo y expandió las mismas a la venta de droga, actualmente pretendían incluir dentro de sus hechos delictivos como permanente el delito de secuestro”.