Al menos cuatro personas, entre ellos el piloto y tres policías, murieron en el derribo de un helicóptero en resguardo de la Procuraduría General de Justicia del estado occidental de Michoacán.

En su cuenta de Twitter, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, indicó que la aeronave apoyaba el patrullaje en una zona de difícil acceso por tierra.

"Lamentamos el deceso del piloto, tres policías y un policía lesionado que cumplían con un compromiso de preservar la paz en el estado", expresó Aureoles.

De acuerdo con medios locales, el helicóptero fue derribado en el municipio de La Huacana (Michoacán) por integrantes del crimen organizado, luego de que un jefe de plaza de "Los Caballeros Templarios" fuera abatido.

Luego del ataque, autoridades estatales indicaron que otro helicóptero del gobierno del Estado y uno más del Ejército mexicano, así como Policía Federal, se encuentran sobrevolando el lugar donde cayó el helicóptero.

En mayo de este año, el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) atacó y derribó un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana, hecho en el que tres militares perdieron la vida.