Ante el reordenamiento comercial que vislumbra el Ayuntamiento en la 3 Oriente y 6 Sur, el arroyo vehicular se reducirá a un solo carril y el ancho de las banquetas se incrementará a 3 metros. Dicha proyección afectará a más de una docena de negocios ubicados en las casonas por los problemas que enfrentarán con sus clientes y proveedores.

Los vecinos que viven en más de 35 apartamentos localizados en dicho sector también tendrán problemas al momento de abastecer sus hogares de gas porque la pipa no podrá estacionarse en la zona.

Locatarios y vecinos destacaron que personal del Instituto Municipal de Planeación (Implan) informó solo en algunos lugares comerciales y a uno que otro vecino del proyecto que al parecer se hará realidad entre la última semana de diciembre y la primera de enero de 2017.

Una persona que vive en los apartamentos de dicha área puntualizó que al parecer la administración municipal no se ha dado cuenta que las dimensiones del arroyo vial solo permiten la circulación de un par de automóviles al mismo tiempo.

“Imagínese cuando vengan los camiones del gas, no tendrán la oportunidad de estacionarse para suministrar el combustible, además ya ni tendremos la oportunidad de dejar nuestros vehículos afuera por el derecho que se tiene al ser propietario de un apartamento”.

Los problemas se acentúan en la zona de la 3 Oriente y 6 Sur porque el total de las vetustas construcciones necesita del servicio de agua a través de pipas, porque el líquido que llega normalmente por medio del suministro no es suficiente para cubrir las necesidades básicas de los pobladores de los más de 35 apartamentos, 3 casas habitadas y los múltiples negocios que dan vida a la calle.

Una de las propietarias de un negocio de artesanías donde se observan también restaurantes, cafés, un hotel y bares, detalló que los propietarios de los establecimientos “sufrirán muy fuerte” porque sus proveedores carecerán de las facilidades para realizar sus entregas.

“Ya nos pasaron a avisar que los coches solo circularán por un carril, lo demás será banqueta para beneficiar al peatón. Pero nosotros seremos perjudicados porque los proveedores seguramente protestarán”.

Las dudas sobre el éxito del proyecto municipal para beneficiar al peatón y a los turistas, “matan” los socios y propietarios de los establecimientos ubicados en dicha calle.

Inversión no alcanza para más 

Uno de los trabajadores del hotel localizado junto a un café en la 3 Oriente, destacó que el problema que enfrentarán será encontrar una fórmula capaz de resolver el problema del abasto de gas y agua. Además de contratar un servicio de estacionamiento.

De acuerdo con el trabajador que solicitó la gracia del anonimato, las estadísticas del hotel indican que tiene una ocupación cotidiana aceptable, pero no llega a los límites de bonanza como los localizados frente al Zócalo o en calles aledañas a Catedral.

“Por acá nos pasaron a visitar los del Implan para indicarnos que existe un proyecto de reordenamiento comercial con la parte de la 3 Oriente llamada “John Lenon”. Pero a nuestra fuente de trabajo la afectarán porque los camiones de agua y gas no podrán estacionarse, además el camión de la basura también enfrentará problemas para circular y estacionarse”, puntualizó.

Solo artesanos en “Plaza John Lenon”

El secretario de Gobernación municipal, Juan Carlos Morales Páez, puntualizó que los artesanos que se establezcan en el también llamado corredor Carolino (Plaza “John Lenon”), tendrán que ajustarse a la determinación municipal.

Detalló que debido al reordenamiento comercial que se pondrá en marcha, se reducirá a 30 por ciento el número de los comerciantes, pero aclaró que no dejará a ningún vendedor fuera de este espacio.

Solo podrán vender artesanías, pero quienes ofrezcan alimentos, nieves, antojitos y otro tipo de mercancía, tendrán permitido instalarse.

“A nadie se dejará fuera de este lugar, pero sí deberán cumplir con el giro de artesanías; ese lugar del Carolino está autorizado para la venta de artesanías los días domingo”, destacó.

Actualmente los comerciantes se establecen los domingos, pero la alcaldía analiza la propuesta para que los sábados también se lo hagan.

Morales Páez reiteró que entre las dos agrupaciones y un grupo de independientes suman 120 comerciantes.