Un adolescente que se encontraba realizando trabajo de herrería en el convento Yermo y Parres de San Francisco Teotimehuacán, falleció en el Hospital General Rafael Moreno Valle, a consecuencia de las lesiones que sufrió al caer de una altura de 8 metros.

El occiso fue identificado con el nombre de Rafael Ramírez Pérez, de quien no se dijo la edad. Con respecto al accidente fue iniciada la Carpeta de Investigación 2956/2016/ZONA CENTRO.

El padre del joven y quien trabaja en las mismas obras de remodelación de donde estaba su hijo, fue quien se hizo cargo de la identificación del cadáver, señalando que todo había ocurrido como consecuencia de un lamentable accidente.

Explico que él se encontraba realizando otras actividades en el convento cuando le avisaron que su hijo se había caído de 8 metros de altura y, al verlo, se dio cuenta que llevaba lodo en los zapatos, por lo que supuso que se resbaló.

El cuerpo del adolescente fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) para que el médico legista se hiciera cargo de la práctica de la necropsia, después fue entregado a su señora madre.

El caso fue radicado en la Carpeta de Investigación 2956/2016/ZONA CENTRO.