Lo que parecía un partido con tintes de extra innings se convirtió en un descalabro para Pericos de Puebla en tierras fronterizas, y es que prácticamente en la agonía de la novena entrada Toros de Tijuana logró sacar agua del pozo y conectar un cuadrangular que le valió el triunfo de una carrera contra cero en el primer partido de la Serie del Rey.

En un juego donde los bateadores pasaron de noche gracias a la tremenda labor desde el montículo, fue suficiente un tablazo a la calle para que la novena tijuanense tome la ventaja en la serie.