Sin detenidos o imputados, el 12 de septiembre a las 11 de la mañana se realizará una audiencia ante un juez de control por el caso de la muerte de la bebé Renata en una estancia infantil, hace unos días, a la que fue citada la dueña del inmueble, Ana Laura Méndez.

En sendas entrevistas tras rendir honores por el aniversario luctuoso del general Zaragoza, Víctor Carrancá Bourget y Roberto Flores Toledado, fiscal General del Estado y presidente del Tribunal Superior de Justicia, respectivamente, revelaron que se iniciará el proceso judicial a tres semanas del deceso.

El titular del Poder Judicial en Puebla, reveló que será llamada a comparecer o declarar ante el juez de control la dueña de la guardería Ana Laura Méndez, pero no en calidad de detenida o imputada de algún delito.

Entiendo que se le va a llamar a la encargada de la guardería (…) entiendo que ya hubo una audiencia, pero la precisión del caso no la conozco, sé que se le va a citar, que se va a llevar a cabo una audiencia, es todo lo que sé, dijo.

 

-¿Va como imputada?

-No, va a declarar nada más.

 

Por su parte Víctor Carranca Bourget, adelantó que la semana próxima será la audiencia, al afirmar que ya se conformó la carpeta de investigaciones, aunque no hay detenidos. Está señalada fecha para la audiencia.

 

-¿Cuándo sería?

-No tengo aquí el dato, pero me parece que el día 12.

 

-¿Ya se integró la carpeta?

-Por supuesto- dijo brevemente al correr hacia su camioneta para evitar más preguntas.

Mientras tanto, la estancia infantil Pequeños Triunfadores, seguirá cerrada, hasta que el juez determine si hay o no responsabilidad contra la encargada, por la muerte de Renata Valentina, de 19 meses, aseguró el delegado de la Sedesol, Juan Manuel Vega Rayet.

El caso del fallecimiento de la niña de un año seis meses de edad, en la estancia Pequeños Triunfadores, el 25 de agosto pasado, conmovió a Puebla.

La necropsia reveló que falleció desnucada, además de que se le encontraron costillas rotas, tal vez ocasionadas por una mala maniobra de reanimación.

Se manejó en primera instancia que las encargadas de la guardería habrían practicado dichas maniobras, sin embargo, también paramédicos lo hicieron y por cerca de dos horas.

 

Las pifias legales

Mientras tanto, en la Fiscalía General del Estado (FGE), no había podido integrar el presunto delito, por lo que fue rechazada en una ocasión por el juez de control.

Ante el nuevo sistema penal de justicia, la dependencia forzosamente tiene que acudir a un juez de control para solicitar las aprehensiones, al no haber flagrancia.

Incluso en un comunicado hace dos semanas, la FGE señaló que los encargados de la guardería se guardaron su derecho a declarar ante el Ministerio Público, por lo que solicitarían al juez que lo hiciera.

Pero al solicitarla no venía bien integrada, la presentaron mal y el juez rebotó.

Además en la investigación que hizo la FGE, envió al Servicio Médico Forense (Semefo) el cuerpo de la niña sin la parte de la investigación pericial.

Esto quiere decir que durante el levantamiento del cuerpo no se presentaron todos los datos o detalles de la escena, ni siquiera el informe de los paramédicos que llegaron o como la encontraron.

Al no haber ningún elemento de prueba, el juez de control, basado en el nuevo sistema penal de justicia, rechazó el inicio de la audiencia, y por supuesto, el llamar a declarar a los implicados.

Todo porque se debe garantizar los derechos humanos de los presuntos implicados, quienes ahora son inocentes, hasta que se demuestre lo contrario.

La posible negligencia

Un posible caso de negligencia de los paramédicos del SUMA, pudo ser la causa de la muerte de Renata, en una estancia o guardería de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La bebé Renata de un año 6 meses de edad, fue tratada de ser reanimada por paramédicos cerca de dos horas.

Sin embargo, el reporte oficial de los especialistas en emergencias -en poder de este medio-, apenas marcan que la atendieron por 25 minutos, lo que no concuerda con los testimonios.

Asimismo, el primer reporte que le dieron a los familiares de la niña, fue que había bronco aspirado, sin embargo, el resultado de la necropsia del Sistema Médico Forense (Semefo) arroja que murió desnucada.

Especialistas pediatras consultados, afirman por el tipo de lesión que arrojó la necropsia, en la gran mayoría de los casos la muerte es súbita.

Cuando los paramédicos trataron a la niña, obviamente no pudo tener la lesión que la llevó a la muerte, por lo que trataron de reanimarla e incluso la intubaron e inyectaron soluciones.

Los primeros en llegar fueron elementos de la Cruz Roja, quienes al carecer de equipo sofisticado de reanimación, tuvieron que esperar a una ambulancia del SUMA, no sin antes iniciar las maniobras.

Una vez que llegaron los paramédicos de la dependencia de la Secretaría de Salud, continuaron el tratamiento, el que fue desde las maniobras RCP, hasta intubación y aplicaciones de medicamentos intravenosos, según testimonios y reportes.

Incluso uno de los paramédicos del SUMA, les manifestó a los familiares, que se trataba de un caso de bronco aspiración.

Según el reporte de SUMA firmado por Daniel Olea, en poder de este medio, la niña tenía un estado neurológico Glasgow 3.

Paramédicos consultados, señalaron que esto significa su grado de conciencia, 15 el más alto y en este caso 3 puntos apenas, lo que por lo general ya no es tratado al haber posible muerte cerebral.