Después de que el pasado 1 de septiembre fueran asegurados  7 supuestos policías municipales de Amozoc, acusados de agredir a personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la fiscalía ha tomado la determinación de liberarlos.

Los delitos imputados entonces fueron privación ilegal de la libertad, robo agravado, lesiones dolosas y  portación de armas de fuego, sin embargo, quedarán en libertad debido a posibles inconsistencias halladas en las declaraciones, las cuales eran idénticas en todos los casos,  y por la incapacidad del personal correspondiente para integrar la debida investigación. Mientras tanto, los elementos ya han abandonado las instalaciones del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel.

Los imputados también fueron relacionados con grupos de “chupaductos”, después de la difusión de un video en el que se aprecia a las patrullas que tripulaban escoltar una camioneta que supuestamente transportaba bidones con hidrocarburo de dudosa procedencia. Los policías habrían declarado que brindaban protección a los huachicoleres bajo órdenes del alcalde de Amozoc de Mota, José Cruz Sánchez Rojas, quien sería investigado por la fiscalía, según declaraciones del titular Víctor Antonio Carrancá Bourget.