Ante los daños provocados por los conductores poblanos a los bolardos, Cyclo Share ha perdido entre 80 mil y 100 mil pesos. Los paraderos localizados en diferentes áreas de la ciudad, para resguardar las bicicletas, comenzarán a lucir antes del 31 de diciembre de 2016 de forma experimental y durante los primeros cinco días de enero del 2017 de forma oficial.

Pero el reto de la empresa que prestará el servicio de movilidad en Puebla, no solo será reponer los “pequeños fantasmas” que delimitan las zonas que servirán para estacionar las bicicletas, sino también generar una política encaminada a atraer la mayor cantidad de clientes para evitar que la caída del peso ante el dólar dañe las finanzas de Cyclo Share de México.

El representante de la empresa, David Ceballos, al salir de un encuentro con el alcalde Luis Banck Serrato y de un curso de capacitación al personal que se hará cargo de las estaciones de las bicicletas, destacó que el gran reto que enfrentarán es convencer a los poblanos de las bondades de circular en el centro histórico en bicicleta.

Los trabajos para instalar el mobiliario y trasladar las bicicletas de Europa a México en barco, dijo, van en tiempo y forma para poner en marcha la primera etapa de la ruta Zona 30, por lo que no se puede hablar de un atraso en la entrega.

Fue en julio del 2015, cuando el Cabildo entregó la concesión por una década con etiqueta de ampliación por 20 años más del servicio a Cyclo Share.

El representante legal de la empresa consideró que el trabajo mostrado por el ayuntamiento garantiza que los ciclistas transiten por la zona diseñada.

David Ceballos recordó que los gastos del mobiliario ciclista, así como la metería prima corrieron a cargo de la concesionaria del servicio  a los poblanos. Pero aclaró que la administración municipal invirtió recursos para adecuar las ubicaciones del mobiliario ciclista por el orden de los 982 mil 657 pesos.

Destacó que el material de los bordos no es de otro tipo de aleaciones para evitar daños a automovilistas que al ver los pequeños estacionamientos con las bicicletas “seguramente” respetarán.

El presidente de la Comisión de Movilidad Urbana del Cabildo, Adán Domínguez Sánchez, dio a conocer que el ayuntamiento destinará otra partida de recursos para instalar señalética que alerte a peatones y conductores sobre la ubicación de esos módulos.

Hasta el momento, dijo, llevan un récord de 96 bordos dañados por los automovilistas, Los datos se los entregó a Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, después de la solicitud requerida.

Estrategias de descuentos

Víctor Ceballos reiteró las tarifas del servicio no se pueden alterar para cobrar más porque el Cabildo las aprobó y estableció en documentos oficiales. Pero “sí se pueden bajar y en esas estamos para recuperarnos ante la depreciación del dólar”.

Ante el tiempo acortado por la fluidez de los días en el calendario el funcionario de la empresa destacó que el proyecto no tiene atrasos porque avanzan de acuerdo al plan aprobado que los poblanos observarán físicamente a corto plazo.

“La primera etapa del programa señala mil mil 50 bicicletas que se  distribuirán en 69 cicloestaciones”, destacó.

Los permisos

Precisó  que la instalación de nueva la nueva infraestructura urbana  en la zona de monumentos del centro histórico necesitó una serie de permisos de las dependencias municipales que no fueron fáciles de conseguir porque se cuidaron todos los detalles señalados para preservar la imagen urbana.

Ceballos dijo que la orden municipal los obligó a adquirir dos mil 100 bicicletas, dos mil 900 puertos de anclaje, 140 kioscos, 140 paneles solares y el mismo número de paneles delimitadores. Además de tener ya un armamento de 300 bicicletas en su “guardería”.

La prestadora del servicio genera, al lado de los creativos del ayuntamiento, el sistema de renta dinámico y la conformación de la imagen institucional que distinguirá a su empresa entre los poblanos que seguramente se desplazarán en bicicleta.