Tras la aprobación, por mayoría de votos, de los estados financieros correspondientes del 1 al 31 de agosto de 2016 en Tecamachalco, en el tercer punto del orden del día, se sometió a Cabildo la revocación del comodato donde se ubica el pozo de agua potable del barrio de Jonetlán, ello a petición de los integrantes del nuevo comité.

De acuerdo con el alcalde, Inés Saturnino López Ponce, por usos y costumbres, se aprobó el comodato al anterior comité de agua potable del barrio de Jonetlán para que se obtuviera el título de concesión por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), esto con base en el artículo 104 y 115 de la Constitución Política del Estado de Puebla, por lo cual —argumentó— no hubo necesidad de someterlo a Cabildo en su momento.

Sin embargo, ante el cambio de comité y las presuntas malversaciones del recurso económico que las familias del barrio de Jonetlán entregaron al director del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Tecamachalco (Soapatec), Eduardo Velázquez Cano, se derivó en el descontento entre los vecinos, por lo cual solicitaron al alcalde su apoyo para revocar dicho comodato y así obtener certeza social.

Finalmente, por mayoría de votos se aprobó la revocación, aunque están a la espera de que se transparente el pago que realizaron al director del Soapatec.

La declaración

A su vez, vecinos del barrio de Jonatlán aseguraron en el mes de enero de 2016 entregaron al director del Soapatec, Eduardo Velázquez Cano, el pago correspondiente al año en curso; sin embargo, este no se ha realizado, causando recargos por más de 20 mil pesos.

En entrevista, el director de dicho organismo reconoció que había cometido un error y que estaba consciente de los recargos que había generado por no pagar a tiempo ante Conagua el recurso entregado por los vecinos del barrio de Jonatlán, por lo cual, dijo, lo asumirá.

Al término, los vecinos del barrio de Jonatlán le exigieron al director del Soapatec la devolución del pago, no obstante, este les solicitó que fuera por escrito.