El paquete económico 2017, entregado ayer en San Lázaro por el nuevo titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, propone un recorte al gasto de 239 mil 700 millones de pesos (MDP), de los cuales alrededor de 100 mil millones recaerán en Pemex.

El que más aporta al recorte es Pemex, que habrá de reflejar en este presupuesto un recorte como el que tuvo que instrumentar este año, dijo el secretario de Hacienda.

Entre las dependencias afectadas también se encuentra la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), que sufrirá un recorte a su presupuesto de 29.1% para 2017.

En el aspecto social, se proponen recursos por 82 mil millones de pesos para Prospera, programa gubernamental para el combate a la pobreza. Esta cantidad representa un aumento de menos de 1% respecto al monto para este año. El programa México Conectado reducirá en tanto más de 80% sus recursos.

Para el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se propone un presupuesto de mil 980 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2017, una disminución de 4.1% en términos reales respecto a 2016.

Contempla además la liberalización gradual y ordenada de los precios de las gasolinas y el diésel, así como un precio de barril de la mezcla mexicana de 42 dólares y una plataforma de producción de 1.9 millones de barriles diarios.

De acuerdo con los Criterios Generales, se prevé un crecimiento económico en un rango de entre 2% y 3 por ciento. A mediados de año, la SHCP había pronosticado un aumento del PIB de entre 2.6% y 3.6% para el próximo año.

También calcula una inflación de 3% y un tipo de cambio de 18.20 pesos por dólar.

Meade precisó que por primera vez desde 2008, el Presupuesto de Egresos plantea un superávit primario estimado en 0.4% del PIB. Por primera vez habremos de tener en una propuesta un superávit primario que será fundamental para ayudarnos a estabilizar el nivel de deuda.

En los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), es decir, el endeudamiento, se propone una meta de 2.9% del PIB, cifra 0.1 puntos porcentuales menor a lo previsto originalmente. La SHCP agrega que este rubro mostrará una trayectoria descendente que concluirá en 2018, cuando se alcanzaría 2.5% del PIB.

El gasto neto total que se propone es 1.7% menor que el de 2016 en términos reales.

Los ingresos presupuestarios serán de 4.3 billones de pesos, 0.4% más en términos reales, lo que permitirá compensar la caída en los ingresos petroleros.