Con récord mundial y paralímpico Amalia Pérez ligó su tercer oro en el mismo número de ediciones de Juegos Paralímpicos. La mexicana brilló ayer en el levantamiento de potencia, en la categoría de menos de 55 kilogramos, en los Juegos de Río 2016.

Pérez Vázquez soportó 130 kilogramos, para superar a la nigeriana Esther Oyema (127), plata, y a la china Cuijuan Xiao (115), bronce.

La experimentada pressbanquista, quien desde 1991 práctica esta disciplina, impuso su fortaleza y técnica para registrar la mejor puntuación en las instalaciones del Riocentro Pabellón 2 y hacer sonar el Himno Nacional Mexicano.

Vi que los demás equipos hacían su estrategia y entonces intenté hacer la mía, aseguró la deportista capitalina, quien fue apoyada por el público brasileño a lo largo de sus intentos.

Mi sangre se empezó a calentar con el cariño que me dio el público, además de que mi hija estaba en las gradas por lo que salí y di lo mejor, agregó.

A pesar de que inició su camino al oro con un intento fallido de 120 kilos, en la segunda oportunidad logró el peso. En el tercero y último intento, le subió a las pesas 10 kilogramos para superar a Oyema, quien había levantado 127, que en su momento era récord mundial y la proyectaba para finalizar primera. La africana intentó igualar los 130 kilogramos de Amalia en su último intento, pero no pudo.

Pérez ganó plata en Sydney 2000 y Atenas 2004, mientras que en Beijing 2008 y Londres 2012 se fue con el título; su título de ayer en Río 2016 la ratifica entre las mejores deportistas paralímpicas en la historia nacional.

Pérez Vázquez aseguró que aunque cada justa tiene su propia vibra sintió algo especial en Río, y comentó que buscará llegar a sus sextos Paralímpicos en Tokio 2020.