Los recortes anunciados por la Federación, superiores al orden de los 200 millones de pesos, no afectarán el programa de infraestructura durante el 2017 porque las estrategias y la optimización de los recursos municipales están destinadas a cumplir con los planes en infraestructura y seguridad social.

El alcalde Luis Banck Serrato, destacó que los poblanos y poblanas también se beneficiarán en los rubros de combate a la pobreza, movilidad y los programas de agua.

Además, puntualizó que los programas de inversión tampoco sufrirán modificaciones porque las finanzas municipales son sólidas por las políticas de ahorro y eficientización del gasto que se realizan en la comuna como una tarea básica.

Se llevarán a cabo obras de infraestructura como los nodos viales, avenidas y las obras que tienen una proyección de los 500 millones de pesos.

“Estamos haciendo un trabajo muy cercano con los diputados poblanos que están muy sensibles para apoyar los proyectos y los programas que hemos puesto, tanto para la ciudad, como con el equipo de transición del gobernador electo Gali”, detalló.

Para conseguir el mayor número de recursos para el principal municipio poblano, el alcalde espera que la administración a su cargo mantenga el ritmo de crecimiento e inversión.

Los trabajos conjuntos con el equipo de José Antonio Gali Fayad hacen que el optimismo de Luis Banck destaque, pues espera superar el monto presupuestal porque advierte que el trabajo bien estructurado deberá dar resultados favorables.

“Espero mantener el ritmo, incluso mejorarlo, estamos privilegiando rubros de infraestructura y combate a la pobreza, movilidad, agua, movilidad,  y seguridad pública, son los programas prioritarios”, precisó.

Al referirse a la obra de infraestructura en territorio municipal, ponderó que se ha priorizado y se realizará la ampliación de la Avenida Carmelitas que por el flujo vehicular, necesita dicha intervención.

“Estoy seguro que con el apoyo del gobernador electo Gali y la gestión que se está realizando de recursos se logrará un importante paquete de obras en beneficio de la ciudadanía”, aseguró.

Los nodos viales también se edificarán en diferentes puntos de la Angelópolis para mejor el periodo en los trayectos.

La seguridad social, dijo, es uno de los programas más recurrentes por ser un tema que los poblanos demandan para convivir cotidianamente sin problemas.

“Se privilegiaran los rubros de infraestructura, y haremos algunos nodos viales de forma conjunta con el gobierno que encabezará Tony Gali, pero todo depende de cuánto presupuesto podamos conseguir”, reiteró.

El novedoso programa de movilidad urbana también será uno de los puntos que la agenda municipal no pasará de lado para mejora los traslados de poblanos y turistas en las zonas 30 y 50.

“Con la gestión realizada seguramente obtendremos recursos para los programas sociales prioritarios para el ayuntamiento”.

Se puede hacer un esfuerzo

Luis Banck Serrato no cerró por completo el tema de un posible recorte presupuestal en su administración.

Si la administración estatal se ve en la necesidad de tener que hacer ajustes en su proyección  únicamente se reflejará al interior del ayuntamiento.

“Si llegamos a hacer un esfuerzo, se disminuye el gasto corriente pero de ninguna manera  afectaremos los programas sociales en beneficio de la población”, puntualizó.

Bajo ese panorama de finanzas sanas y optimismo, Banck Serrato apuesta a la ejecución puntual de cada uno de los programas sociales prioritarios para el gobierno municipal a lo largo del 2017.