La asamblea informativa  sobre la rendición de cuentas referentes a las cuotas del periodo 2015-2016, se realizó con irregularidades y se dio por terminada abruptamente ante los airados reclamos a los padres de familia del BINE por conocer si los más de 900 mil pesos recaudados se mantienen en caja o existe el desfalco de medio millón causado por el director de la primaria, Ismael Garrido Rivera. La anomalía más grave fue el ingreso de hombres armados ajenos a la escuela.

Después de ser amedrentado por tres hombres armados en el interior del auditorio del Benemérito Instituto Normal del Estado, bajo las órdenes del esposo de la maestra María Isabel Juárez Vázquez, el presidente del Comité de Contraloría Social de la primaria del BINE, José María Meza Pérez acudirá este día a la Fiscalía General del Estado a presentar la denuncia por amenazas y por estar armados al interior de en una escuela pública.

Además Meza Pérez responsabilizará también al director general del BINE, Jesús José George Dávila, al de la primaria, Ismael Garrido Rivera, a la señora Paola Palacio González y a la profesora María Isabel Juárez Vázquez “que me estuvo atacando, no me permitió hablar sobre el fraude de medio millón de pesos y ella metió a los tipos armados” y a su esposo.

El presidente del Comité de Contraloría Social de la primaria del BINE destacó que las máximas autoridades del Benemérito Instituto Normal del Estado en contubernio con la Corde y permiten irregularidades al seno del comité de padres de familia como el faltante de 500 mil pesos que en anteriormente fue denunciado por madres de familia en la primera semana de este mes.

Entre las irregularidades de la asamblea efectuada el viernes pasado en el auditorio del BINE, sobresale el no informar a los padres de familia del primer al tercer grado de primaria.

“La asamblea se llevó a cabo como estaba convocada, muchos padres de familia se quedaron sin entrar porque aunque rasuraron el padrón; hay niños de primero, segundo y tercero que no recibieron su citatorio y sus papás no pudieron entrar; solamente lo entregaron a los de cuarto año para arriba y, segunda irregularidad, al llegar entre las 11:25 y 11:30, mi sorpresa fue ver a dos patrullas de la policía estatal en la entrada del BINE. Llegué, me registre e ingresé ya estaba dando inicio la asamblea. Ya estaba el discurso de la supervisora, se verificó el quórum con 290 papás, como era la segunda convocatoria, pues ya tenía quórum” destacó Meza Pérez.

El titular de la Comité de Contraloría Social de la primaria detalló que al interior de la asamblea, el director general Jesús José George Dávila y el de la primaria Ismael Garrido Rivera a través de su gente ya tenían todo preparado para seleccionar a la nueva mesa directiva, pero no para aclarar el fraude por 500 mil pesos.

“Ya llevaban toda una estrategia para no meter el tema del fraude, no estaba contemplado en el orden del día solo estaba el nombrar un nuevo comité de padres de familia, al nuevo comité de contraloría social , la toma de protesta y asuntos generales donde no estaba contemplado la participación de la contraloría.

”Las autoridades del BINE y de la Corde están solapando la corrupción, prueba de ello es que el día viernes utilizaron a los maestros y a los niños para entregarnos un boletín informativo con la versión del comité donde supuestamente aclaran pero no aclaran nada. Nos dicen que nosotros somos los irresponsables. Nosotros en dos ocasiones empezamos a hacer las asambleas informativas, dijimos que fuimos bloqueados por el director y por la Corde. Se ve la parcialidad con la que actúan estas gentes”, indicó.

Durante el  desarrollo de la asamblea, dijo, hicieron de todo para para alarga, algunos padres se fueron pero otros regresaron.

Rendición de cuentas, sin transparencia

“Los papás comenzaron a gritar ‘cuentas, cuentas’, obviamente la supervisora ya no pudo controlar a los papás, pero intervino el director general, Jesús José George Dávila, que se encontraba descalificando nuestro actuar con un desplegado que publicó en un periódico; pero por lo que leyó fue con su propia gente del comité y trató de publicar su versión de lo sucedido, porque leyó, algo del seguro de gastos y todo eso; aclarando unas cuestiones, terminó el discurso y la gente continuó gritando ‘cuentas, cuentas’.

José María Meza destacó que la maestra María Isabel Juárez Vázquez, se refirió a él, al señalar que el comité de apoyo no tenía que estar en la sesión, solamente Contraloría porque “yo había abandonado el trabajo, no sé en qué momento abandone los trabajos, entonces no tenía derecho a hablar, le pedí la voz, obviamente nunca me cedió el micrófono, y la gente otra vez comenzó  gritar ‘cuentas, cuentas”.

Ante los constantes señalamientos, Meza Pérez reveló que caminó rumbo al templete para  solicitarle a la maestra permiso para hablar, hecho que nunca ocurrió.

“Entonces la gente empezó a gritar y, en medio de gritos, la maestra clausuró asuntos generales, cuando me bajé del templete sentí que me agarraron de los brazos,  me empujaron y un señor de traje con lentes oscuros me dijo que era de la maestra, según él la estaba ofendiendo”, destacó.

Después de los gritos y empujones, pormenorizó, que llegaron tres tipos de traje y el esposo de la profesora María Isabel Juárez Vázquez pidió que se lo llevaran consignado, entonces los papás comenzaron a protegerme.

“Dijo ya sáquenlo, yo respondí, espérate porque están tres de mis hijos pero como las señoras se pusieron en la puerta dio la orden a los tipos armados que me dejaran y que afuera me esperaban; los tipos estaban armados, las señoras dicen que los tipos estaban atrás de las cortinas. Esto es grave aunque el BINE no es autónomo UAP, el director general George Dávila y el de la primaria Ismael Garrido Rivera permitieron estos hechos”, denunció.