Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Chiapas, mantienen tomados edificios públicos, como parte de sus protestas en contra de la reforma educativa.

Entre las instalaciones a las que impiden el acceso, se encuentra el Palacio Federal.

Los maestros disidentes amagan con mantener el poder del acceso a las instalaciones a las oficinas gubernamentales, en tanto que las autoridades no abran la posibilidad de que sea abrogada la reforma educativa.

En ese sentido, solicitaron que se reestablezca la mesa de negociación con representantes de la Secretaría de Gobernación.