Integrantes de la comunidad Lésbico Gay Transexual y Bisexual se manifestaron de manera pacífica al interior del Congreso del Estado para demandar a los diputados locales que legislen sin rezos el tema de los matrimonios igualitarios.

Durante la sesión extraordinaria el grupo de 15 personas portando banderas de la comunidad, gritaron consignas al interior del recinto mientras los diputados del Partido de la Revolución Democrática pusieron en su curul la bandera de la diversidad sexual y la diputada Socorro Quezada pidió a la iglesia abstenerse de violar la ley.

Durante su manifestación los Integrantes de la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual (LGBTTI) exigieron en el Congreso del Estado que dejen de darle largas al asunto y aprueben los matrimonios igualitarios y la adopción de menores de edad.

Demandaron que a la brevedad entren a la discusión de las iniciativas planteadas por el presidente, Enrique Peña Nieto, y legisladores locales.

Asimismo, que se apeguen a la sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en la que se declaró inconstitucional la prohibición de los matrimonios entre personas con las mismas preferencias sexuales.

En entrevista, la representante de este movimiento, Gabriela Cortés, dijo que los integrantes de la comunidad LGBTTI tienen deben tener los mismo derechos que el resto de los ciudadanos aunque no tengan las mismas preferencias sexuales.

Ellos consideran que el matrimonio es sagrado y queremos una explicación, por qué están legislando a raíz de temas religiosos, son posturas discriminatorias y lo que están fomentando con esto es el odio, que no podamos llamarle a nuestras familias y que no podamos decirle a nuestras uniones matrimonio creo que eso es completamente discriminatorio y eso no se debe permitir.

Por su parte, Tuzz Fernández, señaló que en tanto los diputados locales no le entren al tema de avalar los matrimonios igualitarios o una figura alterna que reconozca las uniones entre personas del mismo sexo seguirán recurriendo a la SCJN.


Cuestionan intromisión de la iglesia

En entrevista la dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática informó que a nivel nacional presentó una queja en contra de la iglesia católica por su intromisión y violación del estado laico durante las marchas realizadas a favor de la familia, reveló la dirigente estatal, Socorro Quezada Tiempo.

Exigió a la Secretaría de Gobernación (SEGOB) que haga valer la ley y sanciones a los sacerdotes que promovieron movilizaciones en contra de los matrimonios igualitarios.

Señaló que México es un estado laico y por consecuencia la iglesia está impedida para intervenir en el tema de la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo por tratarse de un asunto civil que le corresponde resolver al Estado y al Poder Legislativo.

Manifestó que la sanción a la que se harían merecedores los sacerdotes que participaron en la marcha del pasado fin de semana podría ir desde un llamado de atención o extrañamiento e incluso podrían perder su registro como ministros de la iglesia reconocidos ante las autoridades gubernamentales

La Secretaría de Gobernación no ha querido entrarle al tema ya hay una denuncia del Partido de la Revolución Democrática en este sentido y simplemente se pronunciaron porque no había elementos y ahora se están analizando quejas ante la Conapred para que haya una sanción”.

Quezada Tiempo, señaló que en el caso de Puebla están valorando realizar la misma acción y solicitar sanciones para los clérigos que han promovido entre los feligreses un discurso de rechazo al matrimonio igualitario pese a tratarse de un tema civil y no religioso.

Dijo que será el próximo lunes cuando en la sesión del Comité Ejecutivo Estatal podrían aprobar con los diputados el presentar un extrañamiento hacia la iglesia católica en Puebla.