En una de las laterales de la carretera Tecamachalco-Tochtepec, en el barrio de San Juan, quedó el cuerpo sin vida de un hombre de 30 años de edad, que pudo haber sido asesinado de una cuchillada en el estomago y que quedó a un metro de su camioneta. Hasta el momento se desconoce la mecánica de los hechos.

Los vecinos reportaron a la Policía Municipal el hallazgo del cadáver, por lo que colocaron un cordón de seguridad, en espera de que la Agencia Estatal de Investigación (AEI) acudiera a realizar las primeras indagatorias, ordenando el traslado del hombre identificado con el nombre de José Luis, al anfiteatro del panteón municipal de Tecamachalco.

Los investigadores dieron fe de que cerca de donde se encuentra el cuerpo sin vida de este hombre, estaba su camioneta Ford tipo Pick-up, de color azul, que fue asegurada para que peritos en criminalística y medicina forense iniciaran sus respectivas averiguaciones.

Se dijo que el hoy occiso había acudido a una fiesta que se realizó en un lugar cercano donde fue encontrado y que al salir y dirigirse hacia donde estaba su unidad, fue cuando lo asesinaron.

Se descartó que el crimen tenga como móvil algún robo, porque la camioneta del hoy occiso fue hallada intacta.