Ante el nuevo paquete de inmuebles que serán puestos en venta por parte del gobierno del estado, luego de que llegaron al Congreso del Estado las iniciativas para su enajenación, el diputado, José Chedraui Budib, demandó que se dé la transparencia del monto de la venta así como de la gente que los adquiere.

El ejecutivo pondrá en venta la casona de la 12 Norte 1808 en el barrio del  Alto, así como el inmueble donde funciono el Instituto Poblano de la Mujer en Juan de Palafox 206, además de la Casa de la Enfermera en 2 Norte 606, ante ello la bancada priísta demanda la transparencia.

José Chedraui Budib, amagó con que la bancada de su partido votaría en contra de la enajenación de tres inmuebles y la donación de cinco predios, si es que estos no son utilizados para un bien común.

A pesar de que el Poder Ejecutivo no está obligado a informar el destino de los inmuebles, el legislador local sostuvo que el gobernador, Rafael Moreno Valle Rosas, debe informar para qué serán utilizados.

El diputado dijo que “nuestro partido, si no nos dan exactamente para que utilizarán los diferentes bienes lo vamos a votar en contra. No tenemos la mayoría desgraciadamente, pero cuando vienen estas ventas o enajenaciones, cuando son a favor de las secretarías, para salud, hospitales, escuelas, con mucho gusto se aprueba, aplaudimos ese tipo de gestiones, pero cuando mandan algo que no sabemos para qué es pues no lo podemos votar”.

El documento se turnó al órgano de deliberación que preside el priista, José Chedraui Budib, a través del cual se le dará el trámite legislativo correspondiente.

Se lavan las manos

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Jorge Aguilar Chedraui, manifestó que solo es facultad del Poder Legislativo autorizar la enajenación de un bien, el definir si puede o no dejar de formar parte del patrimonio del estado.

Indicó que no hay funciones más allá en el sentido de que se tenga que informar sobre quién o quienes adquirirán el bien.

Sobre la posición del diputado, José Chedraui comentó que es una posición válida y respetable.

Respecto a los últimos bienes donde hay inmuebles que se encuentran ocupados y prestando servicios al igual que como ocurrió con la casa del escritor, insistió en que es el gobierno del estado al que le corresponde precisarlo y realizar los procedimientos para la venta de los inmuebles como subasta.

Sigue el remate

Hasta el mes de agosto, el  gobierno de Rafael Moreno Valle había puesto a la venta 16 inmuebles y terrenos propiedad de los poblanos, únicamente en lo referente al 2016, esto de acuerdo a las iniciativas  aprobadas por el Congreso del  Estado abarcan una superficie de 906471 metros cuadrados, además de que se desconoce el destino de aproximadamente 168 mil metros cuadrados en San José Chiapa,  que no se marcan en el decreto de enajenación del 29 de febrero.

De acuerdo a los documentos que se encuentran en el listado de iniciativas de la página del poder legislativo, el gobernador Rafael Moreno Valle firmó la mayoría para su enajenación el 29 de febrero, pero se presentaron a los diputados hasta el mes de junio, pasado el proceso electoral.

Hasta el 29 de julio los diputados locales habían  aprobado por gran mayoría la venta de los terrenos e inmuebles, y solo el diputado Julián Peña Hidalgo ha exigido que se den a conocer los motivos de la venta, y que se transparente la misma para conocer quiénes las adquirirán, y quedan pendientes dos presentadas el pasado jueves.

De la lista de 16 propiedades que serán vendidas por la actual administración, la mitad corresponde a la capital, y hay dos inmuebles catalogados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, uno de ellos La Casa del Escritor, y el de la 4 Poniente 719.