El regreso del gobernador electo Antonio Gali Fayad al Palacio Municipal opacó el último grito de Rafael Moreno Valle. La escena de los protagonistas donde Moreno Valle Rosas emuló el comienzo de la independencia, que hace 206 realizó el cura Miguel Hidalgo, fue aleccionadora para el ego del ejecutivo quien tuvo que soportar que los reflectores apuntaran a su sucesor y al alcalde Luis Banck Serrato.

Aquí la fotogalería de la últma arenga de RMV

Si bien Tony Gali fue el último en llegar a la alcaldía a las 22:20, fue al primero que todos buscaban para saludar y felicitar. La figura de Rafael Moreno Valle fue relegada previó a su última aparición en el balcón principal de la alcaldía desde donde arengó:

“¡Viva Hidalgo!, ¡viva Morelos!, ¡viva Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡Viva Puebla!, ¡viva Puebla!, ¡viva México!, ¡viva México!, ¡viva México!”.

A las 10:55 de la noche dio inició la ceremonia con los honores a la bandera, una escolta de militares le entregó al mandatario poblano el Lábaro Patrio. Minutos  Moreno  Valle salió al balcón principal del palacio municipal, acompañado de su esposa, gritó a todo pulmón por última vez cada uno de los nombres heroicos de la independencia, posteriormente jaló el bajo de la campana en cinco ocasiones.

Posteriormente en compañía del alcalde Luis Banck Serrato y su esposa, Susana Angulo de Banck, así como por el gobernador electo, Antonio Gali Fayad y Dinorah López de Gali, presenciaron los fuegospirotécnicos  y los adornos luminosos con motivos del mes patrio.

Durante la entrevista posterior, aseguró que los poblanos vivieron unas fiestas patrias en un clima de seguridad.

"Estamos muy contentos, el ser gobernador es el mayor cargo que puede aspirar un poblano, y seguiremos con los festejos, el dar el grito es el momento más significativo de un gobernador", puntualizó.

Después del último grito de Rafael Moreno Valle los reflectores también buscaron a Luis Banck, la figura del gobernador ya no fue muy requerida.

Siente el frío

Durante la breve  recepción en la alcaldía, Rafael Moreno Valle ya no fue la estrella del evento porque Tony Gali con su carácter afable logró conquistar a los presentes. 

Además de que los tiempos políticos llaman a entrevistarse con el gobernador electo y ya no trasciende el estar con Moreno Valle al que le restan menos de cinco meses para dejar el cargo.

Los mismos empresarios invitados al convivio pasaron lista primero con Gali Fayad, posteriormente buscaron al aún gobernador.