El periodista Aurelio Cabrera Campos, quien se desempeñaba como director del semanario El Gráfico de la Sierra, murió la madrugada del jueves 15 de septiembre de 2016, luego de ser atacado a balazos en su camioneta el día anterior; hasta el momento se desconoce el móvil del ataque. 

Las primeras versiones señalan que un vehículo le cerró el paso y desde otra unidad dispararon a la Voyager que manejaba el periodista. 

Después de las once de la noche, del miércoles 14 de septiembre, las autoridades recibieron una llamada anónima en la cual les dieron aviso de la agresión. Tiempo después, personal de Seguridad Pública del municipio de Juan Galindo acudió hasta el kilómetro 107 del llamado Camino Nacional 130, en la carretera México- Tuxpan, donde se encontraron a Aurelio Campos herido dentro de una camioneta Voyager Mercury, vino, con placas de circulación TWB-6209 del estado de Puebla.

La víctima alcanzó a recibir los primeros auxilios por parte de la Cruz Roja de Xicotepec, donde antes de desmayarse señaló a otro periodista de la agresión. Fue trasladado al Hospital General de Huachinango donde murió la madrugada del jueves debido a sus lesiones. 

FGE dice que procurador atiende el caso

Al respecto la Fiscalía General del Estado (FGE) inició la carpeta de investigación 751/2016 radicada en Huauchinango ante la muerte del periodista. 

En un comunicado se dijo que el fiscal General del Estado, Víctor Antonio Carrancá Bourget estableció comunicación directa con el Fiscal Especial para la Atención de los Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República (PGR), Ricardo Nájera Herrera.  Ambas instituciones mantienen colaboración en torno al caso.

Este es segundo periodista muerto encontrado en Puebla en este año, la primera fue Anabel Flores Salazar, a quien se encontró en la zona de Tehuacán el martes 9 de febrero. Ella también se dedicaba a la nota roja. 

CNDH pide cuentas a Moreno Valle 

Mientras la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) indicó que determinó enviar inspectores al lugar de los hechos, con el objetivo de obtener pruebas y pedir al gabinete de Rafael Moreno Valle que se investigue para dar con los responsables de la agresión.

Dichas acciones, aseguró, se enmarcan en el mecanismo Alerta 6, donde se conoce de agresiones a periodistas y se identifican situaciones urgentes y patrones de violaciones a los derechos humanos, con el fin de instrumentar acciones coordinadas para atender los sucesos.

Por su parte los integrantes de la Red de Periodistas, exigieron, en un comunicado a la Secretaría General de Gobierno, a la Fiscalía General de Justicia y en particular al gobernador del estado Rafael Moreno Valle, una investigación pronta y expedita sobre el homicidio de Aurelio Cabrera Campos, donde se ponga énfasis en el trabajo periodístico realizado:  “pues es práctica común de las autoridades es tratar de minimizar las razones periodísticas de los cientos de asesinatos de periodistas que desgraciadamente se contabilizan en este país en los últimos diez años”.

Solidaridad del gremio

Reunidos frente a la Catedral de Puebla, organizaciones defensoras de la libertad de prensa, periodistas y activistas, demandaron el esclarecimiento inmediato del crimen y llamaron a las autoridades a tomar medidas contra la inseguridad a la cual se enfrentan los que ejercen la actividad periodística. 

 

Además, condenaron el hermetismo de las autoridades con respecto al móvil del homicidio y señalaron que en la región se ha visto deteriorada la seguridad pública siendo frecuentes los episodios violentos relacionados con el crimen organizado.

“No estamos dispuestos a que en Puebla se viva un baño de sangre como ha pasado en estados vecinos, y en donde los periodistas son las primeras bajas a lamentar”, indicaron.

El décimo asesinato 

El comunicador Aurelio Campos Cabrera es el más reciente de los nombres que integra la luctuosa lista de los diez periodistas asesinados en este 2016 en todo el país, según datos de la organización Article 19.  

Con el deceso ya suman 118 comunicadores liquidados en México desde el año 2000, lo cual ubica al país como uno de los más peligrosos para ejercer el periodismo, señaló el organismo. 

En el estado de Puebla, durante el periodo de administración de Rafael Moreno Valle, van tres comunicadores ejecutados, indicó Claudia Martín, de La Casa de los Derechos de Periodistas. 

En el año 2012, Adrián Silva Moreno fue asesinado en el libramiento Tecnológico San Marcos, en la ciudad de Tehuacán durante una cobertura por robo de combustible. El periodista veracruzano tenía 35 años; cubría las notas de policía.

Por otra parte, en 2013 el conductor del noticiero vespertino Hechos en Guerrero, Alonso de la Colina Sordo perdió la vida a quemarropa, al salir de un banco en la plaza comercial Vía San Ángel. 

A detalle
La víctima alcanzó a recibir los primeros auxilios por parte de la Cruz Roja de Xicotepec, donde antes de desmayarse señaló a otro periodista. Fue trasladado al Hospital General de Huachinango donde murió la madrugada del jueves debido a sus lesiones. 

El dato
El comunicador Aurelio Campos Cabrera y Agustín Pavia, colaborador de la radio comunitaria Tu-un Nuu Savi e integrante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) conforman la lista de los diez periodistas asesinado en este 2016 en todo el país, según datos de la organización Article 19.  

En el estado
En el estado de Puebla, durante el periodo de administración de Rafael Moreno Valle, van tres comunicadores ejecutados, indicó Claudia Martín, de La Casa de los Derechos de Periodistas. 

El último adios 


Imágen del fotoreportero Pablo Spencer / AP Photo