El asesinato del periodista de Huauchinango, Aurelio Cabrera Campos, traspasó las fronteras, luego de que desde Miami, Florida en Estados Unidos, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el crimen.

Al mismo tiempo de la condena, sus restos fueron sepultados en el municipio de la sierra de Puebla y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Procuraduría General de la República (PGR) atrajeron las investigaciones.

El semanario, fundado por Aurelio Cabrera Campos este año, cubre noticias policiales y se desconoce si había recibido amenazas de muerte.

El periodista fue interceptado en la carretera por sujetos que viajaban en una camioneta y le dispararon en varias ocasiones.

En su vehículo llevaba ejemplares del semanario para su distribución el día siguiente. Cabrera Campos falleció en la madrugada como consecuencia de las heridas.

La protesta

Desde Miami, en Estados Unidos, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato de Aurelio Campos, el undécimo ocurrido este año en el país de este tipo contra periodistas.

El organismo internacional se unió a las voces de periodistas de solicitar a profundidad y diligencia en la investigación oficial para conocer los móviles y señalar a los responsables.

El presidente de la SIP, Pierre Manigault, lamentó el asesinato y expresó su solidaridad con los familiares y colegas de Aurelio Campos.

“La violencia y la impunidad en México será unos de los principales temas de discusión durante la Asamblea General de la SIP a realizarse en Ciudad de México del 13 al 17 de octubre”, se detalló en un comunicado.

Manigault, presidente del diario estadounidense The Post and Courier, de Charleston, Carolina del Sur, expresó que aunque aún se desconocen las motivaciones del asesinato, "es imperativo que las autoridades mexicanas cumplan con su deber de investigar con rapidez y castigar a los responsables".

"Mostrar resultados en la investigación es la forma más efectiva para combatir la impunidad, es además una obligación del Estado dar respuesta a los familiares del periodista asesinado", agregó el titular de la SIP.

Los otros periodistas ultimados este año son: Pedro Tamayo Rosas (Veracruz, 20 de julio), Salvador Olmos García (Oaxaca, 26 de junio), Zamira Esther Bautista (Tamaulipas, 20 de junio), Elidio Ramos Zárate (Oaxaca, 19 de junio), Manuel Torres (Veracruz, 14 de mayo), Francisco Pacheco Beltrán (Guerrero, 25 de abril), Moisés Dagdug Lutzow (Tabasco, 20 de febrero), Anabel Flores Salazar (Veracruz, 8 de febrero), Reinel Martínez Cerqueda (Oaxaca, 22 de enero) y Marcos Hernández Bautista (Oaxaca, 21 de enero).

El último adiós 

Medios locales, estatales y nacionales, dieron detalle del sepelio de Aurelio en Huauchinango, donde familiares, amigos y compañeros del gremio periodístico lo acompañaron hasta su última morada en el panteón municipal.

Periodistas allegados a Aurelio Cabrera Campos lo calificaron como un buen reportero y amigo solidario, mientras familiares señalaron que por realizar bien su trabajo y entregarse al periodismo fue víctima del atentado.

Comunicadores que tomaron la palabra exigieron justicia a las autoridades y llamaron a hacer las indagaciones para llegar hasta el fondo de los hechos y castigar a los culpables.

CNDH pide cuentas a RMV

De este modo, la CNDH, solicitó al gobierno de Puebla medidas cautelares para garantizar la seguridad de la familia del periodista asesinado.

Esta solicitud fue luego de iniciar un expediente de oficio y atraer la investigación de la muerte del director del semanario El Gráfico de la Sierra, al enviar visitadores adjuntos al lugar de los hechos.

De este modo CNDH allegarse a la información correspondiente, y solicitó a las autoridades esclarecer los hechos y dar con los responsables.

El titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, afirmó que todos los casos de agresiones contra periodistas y medios informativos deben recibir la absoluta atención de las autoridades procuradoras de justicia, las cuales deben analizar como una de las líneas de investigación la relacionada con su labor profesional.

Subrayó que con el homicidio de Aurelio Cabrera Campos suman ya 118 comunicadores asesinados en México desde el año 2000, lo que ubica al país como uno de los más riesgosos para ejercer el periodismo.

PGR se suma a las investigaciones

Asimismo la PGR, luego de que la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) inició una investigación por el asesinato, también solicitó información para esclarecer los hechos.

De este modo la carpeta de investigación que abrió la FGE estará realizada en colaboración del fiscal especial para la Atención de los Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República, Ricardo Nájera Herrera.

La FGE detalló que se inició la carpeta de investigación 751/2016 radicada en Huauchinango ante la pérdida del reportero de nota roja de El Gráfico de la Sierra, semanario informativo.

La fiscalía confirmó que el comunicador circulaba en la carretera federal México-Tuxpan a la altura de Huauchinango a bordo de su vehículo cuando fue lesionado por detonaciones.

La Policía Federal puso a disposición de la Fiscalía el vehículo del afectado, quien recibió atención médica en un hospital de Huauchinango, en donde falleció.

Solidaridad del gremio en Puebla

El mismo día que se dio a conocer la noticia de la muerte, periodistas de Puebla se concentraron afuera de la puerta principal para exigir que se esclarezca el crimen.

A convocatoria de la Red Puebla de Periodistas, los informadores -reporteros, fotoperiodistas, editores y algunos directores- clamaron al unísono: “¡justicia!”.

Samantha Paez, vocera del colectivo, hizo una relatoría de los hechos en los que le arrebataron la vida al también ex reportero de La Voz de la Sierra y exigió que las investigaciones den cuanto antes con o los culpables.

Trascendió que la Fiscalía General del Estado tiene como principal línea de investigación en el crimen, una disputa de tipo profesional.