En el Hospital Universitario de Puebla (HUP), murió un menor de 4 años 11 meses de edad a consecuencia de una lesión en el estómago producida con algún objeto punzo contundente, o incluso, por un disparo de arma de fuego. La Fiscalía General del Estado (FGE) se niega a especificar la causa de la herida.

Pese a que el médico legista ya practicó la necropsia al menor Leonardo M. B., hasta el momento no se ha informado qué tipo de lesión presentaba, qué daños le hizo a su cuerpo y con qué fue provocada. Solo se ha confirmado que el menor tenía un orificio en el estomago.

Las diligencias del levantamiento de cadáver de Leonardo, fueron realizadas a las 3:21 horas del sábado, por lo que dieron inicio a la Carpeta de Investigación 3383/2016/Zona Centro.

El padre de este menor, quien se hizo cargo de la identificación del cuerpo, declaró que su hijo estaba jugando en el patio de su casa, que se ubica en el municipio de Tecamachalco, que se metió a su casa y dijo que le dolía el estomago, dándose cuenta que tenía un orificio por donde sangraba.

El menor fue llevado al Hospital General de Tecamachalco donde fue intervenido quirúrgicamente, luego lo trasladaron al HUP, pero antes de que fuera atendido por médicos de guardia, estos se dieron cuenta que ya no tenía signos vitales.