El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, durante su homilía pidió dejar de pisotear a los pobres y orar por las autoridades, ya que de estas depende que se viva en la paz y tranquilidad, asimismo se solidarizó con la familia del periodista asesinado Aurelio Campos.


Durante su mensaje en la misa de 10 en Catedral, el arzobispo reflexionó sobre las lecturas e indicó que con los mensajes se llama la atención a quien maltrata al pobre, al humilde y al sencillo.

Dijo que hay quienes buscan al pobre solo para arruinarlo y con el mensaje bíblico señaló “andan diciendo cuándo pasara el descanso del primer día del mes para vender el trigo, y el descanso del sábado para reabrir los graneros, disminuyen las medidas, aumentan los precios alteran las balanzas, obligan a los pobres a venderse por un par de sandalias los compran, y hasta venden el salvado como trigo”.

Sánchez Espinosa dijo que lo señalado en las escrituras es profético y viene de acuerdo a lo que se vive, es una llamada de atención para quien maltrate al pobre.

Asimismo, se pidió hagan oración por todos y en especial por las autoridades ya que de ellos depende la paz y la concordia social.

“Estamos en el mes patrio, hemos celebrado nuestras fiestas patrias, la independencia y el apóstol San Pablo a las primeras comunidades cristianas les recomendaba que hicieran oración por las autoridades. Hoy también pidamos a Dios por nuestras autoridades para que se viva en paz, en un México tranquilo, que no sea violento e injusto, que se viva en tranquilidad, y es de las autoridades de quienes depende la paz y la concordia”.

En más de la homilía llamó a los católicos a entender la actitud ante bienes materiales y el dinero, el rechazo a la riqueza injusta, y precisó “no se puede servir a Dios y al dinero, hay que optar, caridad. Saber administrar los bienes materiales y compartir con los más necesitados, hacer lo que es bueno, no hacerlo es pisotear a los pobres”.

Lamenta el asesinato

En entrevista, al término de la misa dominical, el arzobispo lamentó el asesinato del periodista Aurelio Campos, el pasado 15 de septiembre en la Sierra Norte.

Dijo que en dos o tres ocasiones tuvo contacto vía telefónica con Aurelio Campos por la situación que se enfrentaba en la zona. Señaló que se une a la pena de la familia y de los periodistas, e indicó “es un hermano caído” mientras afirmaba que que no deben pasar ese tipo de cosas.

Mantener la paz en Puebla

Al preguntarle sobre el problema de la inseguridad y las amenazas a presidentes municipales, indicó que la petición es que se dé la tranquilidad en Puebla, que la gente quiere vivir en paz y es lamentable que sucedan hechos de violencia.

Comentó que hasta ahora los sacerdotes de la diócesis no han reportado que hayan sido amenazados, pero señaló que él recorre todo el estado y espera que no le pase nada.

Insistió en que debe trabajarse para que en Puebla no ocurra lo que sucede en otros estados ya que es una entidad que había vivido en tranquilidad.