El martes 13 de septiembre, Rafael Moreno Valle, al inaugurar la rehabilitación de Flor del Bosque citó: “Incluso escuchamos a funcionarios del gobierno pasado que no sé con qué autoridad política o moral se atreven a hablar, no dieron resultados en lo absoluto; en cualquier tema podemos medirnos, demostrar que Puebla ha cambiado para bien”, en clara alusión al exsecretario del Medio Ambiente, Francisco Castillo Montemayor.

Sin miedo a represalias, Castillo Montemayor detalló que Flor del Bosque no necesitaba ningún tipo de intervención porque ahí se encontraba el principal centro de capacitación ambiental y cambio climático que había en el país y Latinoamérica.

“Él sabe perfectamente bien que en medio ambiente se tuvo un retroceso enorme, se cometieron muchas acciones que iban en contra de todos los proyectos que se venían realizando, en Flor del Bosque concretamente, nosotros lo certificamos como el mejor centro de educación y capacitación ambiental, miles de alumnos de primaria y secundaria asistieron a recibir información ambiental, se logró traer con ayuda del Instituto del Clima la Casa de la Tierra, fue el primer centro a nivel latinoamericano que tuvo estas instalaciones, se recibía información a través de satélite de todos los huracanes, sismos, movimiento de los vientos, de circulación del agua, todo armado de tal manera que los especialistas podían hacer pronósticos del clima.

“Vino Neri Vela, los directores del instituto sismológico, la embajadora del Reino Unido, Ecuador, de todos los estados circunvecinos, a conocer los programas porque era un ejemplo a nivel nacional”, precisó.

El exfuncionario marinista detalló que las declaraciones de Moreno Valle muestran un desconocimiento total de los trabajos que se habían venido haciendo en beneficio de los pobladores de la capital y de los campesinos de la Mixteca y Sierra Nororiental.

Aseguró que él sí puede señalar que ahora ha habido una tremenda corrupción por la ineptitud, la negligencia y la irresponsabilidad con la que se ha manejado el sector ambiental.

“Yo no soy un servidor público de ahorita. Él me conoce muy bien, sabe cuál ha sido mi actuar, todos los cargos que he tenido, mi trayectoria, y sabe que como director del Soapap en todo momento entregué toda mi capacidad y mi esfuerzo para sacar adelante los proyectos que estaba en Conagua, en la Secretaría del Medio Ambiente, él conoce mi forma de ser, mi forma de actuar”, dijo.

La administración de Moreno Valle recibió la certificación en la Ciudad de México por el cuidado a la ecología y por sus programas cuando recién entró en funciones.

Francisco Castillo lamentó que un programa exitoso lo desmantelara el gobierno de Rafael Moreno Valle “porque se robaron las instalaciones de la Casa de la Tierra, perdieron la Esfera, había esferas pequeñas para simular el comportamiento de la Tierra ante los cambios climáticos, venían niños a conocer la problemática ambiental, lo que es un cambio ambiental, lo que son el manejo de los recursos naturales, todo eso se lo robaron, a dónde está, desaparecieron y ahorita le dan una revolcadita y lo convierten en un centro de diversiones y de atracción cuando era un bosque que representaba algunas especies de flora y fauna que existieron en algún momento en esta zona del estado y que han ido destruyéndose por la mancha urbana”.

— ¿El gobierno morenovallista destruyó todo?

— Claro y no conforme con eso, él (Moreno Valle) llega a destruir el Centro de Educación Ambiental, pierde la certificación y ahora lo convierte en un centro de diversiones ¿a dónde quedó todo eso? ¿A dónde quedaron los animales que había; los faisanes, las perdices, las codornices que se criaban ahí?

Indicó que el centro de reproducción que ayudaba a los campesinos a desarrollar actividades energéticas que les permitían tener un ingreso adicional, donde se capacitaba a la gente que tenía el manejo de la vida silvestre, fue destruido, al igual que los trabajos que en ese punto se estaban haciendo de restauración de suelo; las zanjas, presas de gavión y presas de mampostería para ayudar a la gente a controlar parte de la naturaleza.

“Las palapas que estaban ahí, las cabañas, las construyeron los campesinos y ya no están. La palapa de usos múltiples la construyeron con bambú con una gran tecnología, las construyó gente de la Mixteca con la finalidad de demostrar todo lo que se podía hacer con la palma. La gente que construyó las cabañas, vino con el propósito de demostrar todo lo que se puede hacer en el bosque sin tirar los árboles, para decirles que se pueden hacer centros de recreación, centros turísticos, centros de ecoturismo, de aventura, de turismo para mostrar la flora y fauna de la región”, sostuvo.

Al referirse al centro donde había tirolesas y puentes colgantes que se construyó para que los campesinos conocieran que con muy pocos recursos podían hacer centros atractivos para los jóvenes, dijo que corrió la misma suerte.

Castillo Montemayor lamentó que en esa zona ahora se construyera un gotcha que se contrapone con los elevados índices de seguridad existentes en Puebla.

“Existe una inseguridad tremenda, donde todos queremos que no se utilicen las armas, que sí se utilice el cerebro, ¿a quién se le ocurre poner un gotcha para educar con violencia?

“Sus declaraciones me molestaron”

Puntualizó que las declaraciones que hicieron sobre su persona le molestan porque sí dio resultados en la exsecretaría del Medio Ambiente. “Yo siempre he dicho que el gobernador no puede saber de todo, pero debe tener gente que sí, tiene a Rodrigo Riestra que es un joven sin preparación ambiental, que en un chamaco berrinchudo, improvisado que no sabe manejar la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial. Y siempre dice que le busquen a uno porque ya está dando mucha lata”. 

El exsecretario del Medio Ambiente reprobó las declaraciones de Moreno Valle porque el generar un Centro de Educación Ambiental en el gobierno de Mario Marín Torres las ideas le ganaron a un presupuesto menor a los 20 millones de pesos.

“Nosotros competimos con la esposa del exsecretario Francisco Ortiz con el parque Ciseana, competimos con ellos y estuvimos al mismo nivel. Nosotros fuimos reconocidos antes que ellos. El exgobernador Mario Marín debió haberme dado menos de 20 millones de pesos. Ellos ahora se gastaron entre 120 y 124 millones de pesos para hacer eso, unas atracciones en un Centro de Educación Ambiental, es la mayor torpeza que puede haber, es el deseo de querer engañar a la gente con espejitos, con lentejuelas, tratar de engañar a la gente y decirle que es un gobierno preocupado por la población y por el esparcimiento. Nosotros dábamos esparcimiento educando a la gente en materia ambiental, asistían miles de personas”, sostuvo.

Morenovallistas son antiambientalistas

“Este gobierno ha tumbado árboles por todos lados, yo cuando iba a arreglar la pista de tartán del Parque del Arte se me fueron con todo, él metió cafés sin ninguna lógica ambiental, por ejemplo en el parque ecológico metió un café y Mario Marín me traía jodido; me decía ‘cuando paso en el helicóptero veo muchos carros’, ahí nos tienes reforestando; los árboles grandes que se ven son algunos que nosotros sembramos y muchos de ellos son los que tiró Rafael para construir algo deportivo. Eso es irracional, es torpe, es algo que no se debe hacer”.

La administración anterior, reveló, dejó un programa integral de residuos sólidos con rellenos intermunicipales que “ahorita son un asco”, además de dejar camiones que costaron millones de pesos, “los desmantelaron”.

Además apuntó que heredaron al gobierno de Moreno Valle un sistema de monitoreo del aire que lo ha perdido.

“La calidad del aire que respiramos los poblanos está llegando a los niveles de la Ciudad de México. Los niveles los checa ahora la universidad, en la Vía Atlixcáyotl están los mayores índices de contaminantes y los corredores que hacen ejercicio tienen grandes riesgos de enfermarse por todo lo que respiran”.

Pormenorizó que la exsecretaría del Medio Ambiente realizó un programa de reforestación para que en 25 y 30 años la entidad estuviera reforestada.

“El exsecretario Juan Rafael Elvira Quesada me llamó porque en una ocasión Felipe Calderón convocó a un concurso de reforestación y Puebla estuvo entre los dos primeros lugares que compartieron Chiapas y la entidad”.

“Rafael debe tener algunos índices de inteligencia, pero en materia ambiental que me toca calificar no la tiene. El que se atreva a decirle algo en contra le corta la cabeza, actúa como un tirano”.