Brigadistas de la dirección de Protección Civil Municipal desalojaron ordenadamente, con un tiempo récord de tres minutos con 30 segundos, cinco edificios del ayuntamiento localizados a la redonda del zócalo de la Angelópolis. El mega simulacro se efectuó como parte del 31 aniversario del terremoto de 8.1 grados Richter que en 1985 estremeció a la Ciudad de México y provocó 20 mil muertes y dos mil 831 inmuebles dañados.

Consulta la fotogalería

El coordinador nacional de Protección Civil federal, Luis Felipe Puente, informó que Puebla fue una de las entidades donde se resintió con mayor fuerza el terremoto de 8.1 grados Richter ocurrido este lunes en la costa de Guerrero, un evento hipotético para calificar y medir la respuesta de las autoridades y ciudadanos ante un movimiento telúrico de grandes dimensiones.

 


 

Los 594 empleados de sala regidores, gobernación, tesorería, desarrollo económico y transparencia, al escuchar las sirenas comenzaron a caminar rumbo a las escaleras, sin perder la calma, posteriormente se dirigieron a la plaza de armas donde recibieron instrucciones de los brigadistas para evitar incidentes.

El tiempo establecido en el proyecto original para desalojar a los trabajadores estaba estimado entre los cinco y siete minutos. 

Durante el terremoto que, según Luis Felipe Puente se sintió más en Puebla, las autoridades de protección civil no reportaron ningún herido o víctima mortal en el centro histórico.

Protección Civil Municipal, en el ejercicio preventivo, desalojó a personas también de los negocios que participaron en el primer cuadro, además, aparentó el colapso de un centro de espectáculos en la zona de los estadios Cuauhtémoc y Hermanos Serdán, donde los cuerpos de emergencia rescataron a los heridos y los llevaron al Hospital de Traumatología para su atención.

En ese punto, un descuido de los paramédicos participantes provocó que una camilla le callera a una reportera.

En el centro de espectáculos, la dirección de protección civil municipal reportó a 45 lesionados, sin contar a la comunicadora.

El alcalde Luis Banck Serrato participó en el evento, en donde también figuraron la Cruz Roja, dependencias involucradas y protección civil.

En calles aledañas, los brigadistas atendieron una fuerte fuga de los ductos de Maxigas que se abrieron por el supuesto movimiento telúrico.

 


 

En las universidades, sin novedad

A las 11:00 horas, se realizaron ejercicios preventivos en la Secretaría de Educación Pública (SEP), en diferentes escuelas públicas y privadas, además de Universidad Autónoma de Puebla (UAP) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Puebla.

Fue a las 10:00 horas cuando los trabajadores de la SEP desalojaron el inmueble sin contratiempos.

En el Tecnológico de Monterrey campus Puebla y UPAEP, se realizaron simulacros similares y se estudiaron los tiempos de desalojo, sus planes de emergencia y las funciones de cada una de sus grupos de seguridad.

La UAP se realizó un simulacro con la asistencia del equipo de brigadistas de la Facultad de Ingeniería civil de la universidad. El estacionamiento de la Facultad de Ingeniería  fue cerrado con el objetivo de realizar sin problemas el simulacro.

Personas mayores se niegan a colaborar

En tanto, el director de Protección Civil Municipal de la alcaldía, Gustavo Ariza Salvatori, precisó que los poblanos cuentan con un pobre 40 por ciento en cultura de protección civil para saber moverse ante un sismo o un terremoto, como el ocurrido hoy hipotéticamente. Ante este detalle, dijo que trabajan en la concientización de los adultos.

Ariza Salvatori destacó que son  las personas mayores quienes no quieren tomar conciencia de este tipo de hechos naturales graves.

“Son la gente grande que no tiene la cultura, los niños son quienes tiene mayor cultura de protección civil, por ello seguiremos con talleres en las escuelas”, indicó.

El personal de la dirección de Protección Civil trabaja en el programa “Mi Familia Preparada” donde se capacita a la población pero desde los domicilios.