Antes de ser imputado por la muerte del periodista Aurelio Cabrera Campos, el director de La Voz de la Sierra, Pedro Garrido, acusó en una columna que las autoridades estaban fabricándoles un “chaleco” contra su hijo, para acusarlo falsamente.

De manera extraoficial se mencionó que los imputados del homicidio son los directivos de La Voz de la Sierra, donde laboró Aurelio Cabrera, antes de abrir su propio medio de comunicación denominado El Gráfico.

Fuentes de la zona señalaron a Intolerancia Diario que existe la sospecha de que El Gráfico pertenecía también a Pedro Garrido, al utilizar como prestanombres a Cabrera. Por lo cual este presunto vínculo podría haber detonado un conflicto de intereses que derivarían en el crimen.

En tanto, también señalaron que el hijo, Juan Pedro Garrido, es conocido en la región serrana por conflictivo y amedrentar a sus enemigos.

Familiares de ambos implicados acudieron a la Comisión de Derechos Humanos de Puebla (CDH), para asegurar que están desaparecidos, aunque corren versiones que huyeron antes de ser aprehendidos. Evelin Garrido Juárez denunció ante la institución la desaparición de su padre y hermano.

Asimismo, acusó y levantó una queja de agresiones de elementos de la Policía Ministerial contra su madre, quienes supuestamente le pegaron y causaron destrozos en el inmueble durante un cateo esta semana.

Se solicitó información del caso a la CDH, pero guardó silencio a pesar de que días antes anunció que investigaba el caso.

Un día anterior, la Fiscalía General del Estado (FGE), indicó a través de un comunicado que como línea de investigación del asesinato fue a manos de un excompañero laboral.
 
El columnazo

También reveló la FGE que antes de morir, Aurelio Cabrera Campos dijo el nombre del periodista que lo asesinó, a un policía federal que lo atendió en la carretera a Tuxpan, donde fue baleado.

El asesinato de Aurelio Cabrera se registró el 14 de septiembre alrededor de las 23:30 horas a la altura de la localidad de San Miguel, Huauchinango, sobre la carretera federal México-Tuxpan.

Juan Pedro Garrido es investigado, por ser probable responsable de haber cometido el crimen.

Incluso su padre, Pedro Garrido Cuevas en su última columna escrita en La Voz de la Sierra del pasado domingo y publicado en Facebook, dejó de manifiesto presentar a su hijo Juan Pedro Garrido Juárez ante la FGE para completar la investigación.

“(…) siempre y cuando se le respeten sus garantías individuales y, la ley se ajuste al nuevo sistema penal acusatorio”, sentenció.

En la columna menciona e involucra una lista de nombres que tuvieron que ver con los problemas que vivió Aurelio Cabrera como periodista en sus últimos días de vida. 

A las autoridades las llama estúpidas, lacras, corruptas, que quieren “fabricar un chaleco” a su amado hijo, pretextos y chantajes ya muy desgastados e increíbles de periodista.

Al siguiente día elementos de la Policía Ministerial se presentaron a su domicilio para un cateo, pero ambos ya no estaban, por lo cual se presumió huyeron.

Tras unos días, la columna fue borrada de la cuenta de la red social, sin embargo, existen capturas de pantalla.